¡No te pierdas los mejores 10 videojuegos del 2020!

Durante este 2020 los videojuegos estuvieron ahí para acompañarnos y ayudarnos a viajar a otros lugares sin tener que movernos de nuestro sillón, te presentamos los mejores 10 videojuegos del 2020

¡No te pierdas los mejores 10 videojuegos del 2020!

El 2020 fue un año que nadie se podría haber imaginado, sin embargo los videojuegos estuvieron ahí para acompañarnos y ayudarnos a viajar a otros lugares sin tener que movernos de nuestro sillón. A continuación te platicamos los mejores 10 videojuegos del año para que si te falta alguno aproveches estas vacaciones y no te quedes sin disfrutarlo. 



1.- The Last of Us Part 2

La historia de The Last of Us Part 2 continúa la dramática y desoladora historia del primer capítulo, que cambió el rumbo de la humanidad para siempre.

en esta segunda entrega los enemigos mejoraron mucho y nos forzan a ser más estratégicos en el combate ya que se comunican entre ellos, se organizan para acorralarte, ponerte en aprietos y tienen rutinas más complejas.


 

2.- Ghost of Tsushima

La historia comienza cuando un grupo de samuráis tienen que enfrentar a los soldados de un barco mongol que llega a una de las playas de la isla de tsushima, guiados por su propio código.

La jugabilidad es muy interesante lo que hace que los combates siempre tengan algo fresco y no se vuelvan repetitivos.

Es un juego gráficamente hermoso, con personajes entrañables que sin duda me gustaría ver en una adaptación cinematográfica.

 

3.- Animal Crossing: New Horizons

Este es un gran videojuego para todas las edades, tiene posibilidades infinitas y ha sido de los juegos más vendidos, además dentro de la pandemia ha sido un gran escape para muchos gamers. 

 

4.- Ori and the Will of the Whisps

En esta segunda entrega, otra vez nos ponemos en el lugar de Ori, un espíritu del bosque con poderes.

El juego comienza cuando vemos crecer a Ku, hija de Kuro, quien tiene un ala dañada  pero quiere explorar el bosque al ver otros pájaros volar. La historia, la música y el diseño son tan buenos que nos transportan a otro mundo, la relación entre Ori y Ku es entrañable.


 

5.- Paper Mario: The Origami King

Es un juego que te enamora a primera vista con sus hermosas manualidades en el arte gráfico. la banda sonora con instrumentos clásicos ayuda a reflejar la atmósfera de cada momento, recordándote siempre el estilo de Mario. El modo de batalla, aunque pudiera resultar extraño al principio, está tan bien hecho que acabamos entendiéndolo y creando estrategias para derrotar a los enemigos sacándole el mayor provecho, que dejan un buen sentimiento de satisfacción al derrotar los escenarios más complicados. 

6.- Fall Guys

Fall Guys es un juego que sorprendió a todos este año en el que eres una botarga en un battle royale con otros 59 participantes con niveles similares a mario party 

este juego es pura diversión, la idea no es ganar sino pasar un buen rato y nos ha sorprendido con sus diferentes y entretenidas temporadas que cambian los escenarios para darle un toque de frescura. 


 

7.- Mario 3D All Stars

Es una colección embellecida de 3 clásicos indudables de Mario, con su música, misma que puedes dejar reproduciendo con la pantalla de tu consola en reposo. Esencialmente son las mismas historias con las que muchos crecimos y compartimos a lo largo de varias generaciones de consolas, que han vuelto con recuerdos para algunos y a darse a conocer con otros. 

8.- Assassin´s Creed Valhalla

Con la nueva generación de consolas, llegó Assassin’s Creed Valhalla donde podremos vivir de primera mano los famosos saqueos vikingos. Este juego tiene cambios sustanciales en el combate y la evolución del personaje, por ejemplo la eliminación del sistema de niveles. y algo que me encantó al jugarlo en la nueva generación, es la belleza de recorrer los nevados paisajes del norte de europa, que se ven hermosísimos en 4k nativo, sobre todo con el flamante ray tracing, que le da mucha naturalidad a la luz y nos antoja estar parados en esas montañas nevadas viendo esos atardeceres con el cielo despejado.


 

9.- Hyrule Warriors: Age of Calamity

Este juego no es un típico Zelda, de hecho es completamente diferente a la experiencia que vivimos en Breath of the Wild, ya que este juego no es un RPG de acción, si no un hack-and- slash de 1 contra 1000 al más puro estilo dynasty warriors. lo que sí es que es completamente diferente al último Hyrule Warriors. En este juego viviremos justamente el tiempo en el que Hyrule es destruido por Calamity Ganon.

 

 

10.- Immortals Fenyx Rising 

Previamente llamado Gods & Monsters, este juego está basado en la mitología griega con un tono ligero en el que el mismo Prometeo narra la historia, al lado Zeus con un tinte muy cómico.  
Como en muchos juegos de acción y aventuras, al inicio podemos personalizar a Fenyx, desde elegir si es hombre o mujer.

Fenyx descubre que toda su tripulación fue convertida en piedra y promete volverlos a la vida, pero para ello deberá salvar a los Dioses del Olimpo. por lo que tendrá que convertirse en una semidiosa que podrá conseguir armaduras y armas mitológicas, al igual que aprender a usar poderes de los dioses para, liberarlos del vengativo titán Tifón.
La mecánica de juego tiene una esencia entre Breath of the Wild y Assassin`s Creed muy interesante.

 

 

Y por supuesto que no podría faltar en esta lista como mención honorífica:

Cyberpunk 2077

Este juego pareciera ser una recolección de lo mejor de los juegos más populares de la última década, con diversas mecánicas que evocan a algunos como las de Batman Arkham Knight al investigar una escena como detective, Grand Theft Auto V con su exploración y conducción, el combate con armas blandas de Skyrim en primera persona o de Fallout con armas de fuego, los hacks de Watch Dogs o el más evidente, The Witcher 3: Wild Hunt, el gran éxito de CD Projekt Red, cuyas mecánicas de decisión, seguimiento de misiones e inventario tienen se parecen mucho. Un juego que a pesar de los múltiples bugs que hemos encontrado, vale mucho la pena. 


 

 

 

¿Ya conoces Utopía Geek :D? 
¡Aquí cabemos todos!

 

Por
Montserrat Simó Ramos


Compartir