Super Mario 3D All-Stars: ¡Justo en la infancia!

Super Mario 3D All-Stars: ¡Justo en la infancia!
Super Mario 3D All-Stars: ¡Justo en la infancia!
Super Mario 3D All-Stars: ¡Justo en la infancia!
Super Mario 3D All-Stars: ¡Justo en la infancia!
Super Mario 3D All-Stars: ¡Justo en la infancia!
Super Mario 3D All-Stars: ¡Justo en la infancia!

Este viernes salió a la venta finalmente Super Mario 3D All-Stars, que no es más que la prueba irrefutable de que Nintendo está escuchando constantemente a sus fans. Durante mucho tiempo habían pedido ports remakes de Super Mario 64 o Super Mario Sunshine y finalmente algo bueno salió durante esta terrible pandemia, el título que reúne a estos dos juegos, más Super Mario Galaxy, en celebración de los 35 años que tiene este famoso plomero en el mundo.

Muchos gamers crecimos con estos juegos, o al menos algunos de ellos, muchos incluso no saben lo que es un mundo sin Mario, pero esto pudo jugarle en contra a este lanzamiento, pues no es fácil competir contra un recuerdo. No es lo mismo jugar Super Mario 64 a los 6-7 años durante horas, compartiendo el control con hermanos, padres y/o amigos, que a los 30, con décadas de juegos y nuevas generaciones encima.

Super Mario 3D All Stars
Super Mario 3D All Stars Foto: Especial

Pero siendo honestos, Nintendo no buscó nunca competir contra un Super Mario Odyssey, ni mostrar juegos con mecánicas actuales. Al contrario, hicieron lo que mejor saben hacer y nos mandaron un revés lleno de nostalgia, con los juegos que conocimos entonces, un poco embellecidos y mejorados, pero esencialmente iguales.

[nota_relacionada id=1232301]

Lo primero que pasa cuando abres el juego, es una animación que te mostrará el contenido de esta colección, pero con un guiño en la música, que es de Super Mario Galaxy 2. ¿Será una pista que delate a un futuro DLC? Sólo el tiempo dirá.

El primer menú muestra los 3 juegos, con un breve resumen de su año de lanzamiento y trama, además de 3 discos virtuales de música, correspondientes a los soundtracks de estas piezas clásicas de Nintendo 64, Gamecube y Wii.

Super Mario 64
Super Mario 64 Foto: Especial

Y sí. Fue necesario empezar por conseguir esas 120 estrellas de Super Mario 64 antes que cualquier otra cosa. El juego es tal cual lo vivimos muchos en los años 90, pero más pulido gráficamente, con colores más vibrantes y las bondades de poder jugarlo en controles más precisos. Básicamente dio el salto a la alta definición y nos curó la miopía con la que lo veíamos hace más de dos décadas.

En cuanto a Super Mario Sunshine, también es básicamente el mismo juego, que es muy distinto a su predecesor y sigue teniendo las torpezas y bondades que tenía en 2002. A diferencia del Super Mario 64, este sí aprovecha la pantalla completa, ya sea del Switch o en tu tele, puesto que el de 64 tiene unas barras negras que lo rodean, aunque está adaptado hasta donde se pudo.

[nota_relacionada id=1232328]

En Sunshine es una delicia volver a Isla Delfino, que está más brillante y colorida que nunca, para darnos una sensación de vacación muy necesaria, sobre todo si eres de los que la pandemia mantiene encerrados. Tiene incluso el detalle de mostrarte los íconos de los botones que tenían controles de Game Cube al enseñarte a jugar, otro pedacito de nostalgia.

Super Mario Galaxy
Super Mario Galaxy Foto: Especial

Pero tal vez sea Super Mario Galaxy el juego en el que más se note este avance gráfico, cada pedacito de jardín de repente dejó de ser una masa amarilla, para empezar a verse como un conjunto de flores, los relieves ya están perfectamente definidos en todo y es visualmente impactante.

Aunque también en Galaxy es donde brinca más el cambio de generación, puesto que agrega controles táctiles como una alternativa a los de movimiento que tenía el juego en Wii. Es extraño jugarlo con un Pro Controller, aunque tiene perfectamente ubicada la mira, se siente raro usarlo con motion controls, pero por otro lado, es raro también estar tocando la pantalla de la consola a medio juego. [nota_relacionada id=1208217]

Es por ello que la mejor alternativa es jugarlo con un par de Joy-Con y revivir la experiencia original de 2007, puesto que una buena parte de este título se basa en controles de movimiento para disparar, girar y otras mecánicas que involucran esto.

En cuanto a las historias, son las mismas, de siempre. Son juegos que en su momento oscilaron entre el 8 y el 10 en calificaciones de la prensa especializada, clásicos de su época. Que lo disfrutemos o no actualmente, probablemente no cambie con este relanzamiento, puesto que ‘es la misma gata... pero revolcada’, como decimos en México.

Por ello recalcábamos previamente lo difícil de competir contra un recuerdo, puesto que algunos olvidamos las partes de un juego que no nos gustaron hace 20 años y al volver a vivirlo, evidentemente volverán.

Super Mario Sunshine
Super Mario Sunshine Foto: Especial

Lo que sí, es que estos 3 clásicos son una perfecta antología que sirve de prefacio para conocer el camino que nos llevó al juego de Mario perfecto para Nintendo Switch, el Super Mario Odyssey. Es una gran clase de historia de Mario para quienes sólo conocen los títulos nuevos y una muestra de los clásicos que marcaron a sus propias generaciones de consolas, como ahora lo hizo Odyssey.

Esto es una movida genial de parte de Nintendo, un paquete que sólo estará por tiempo limitado hasta marzo como parte de la celebración del 35 Aniversario de Super Mario Bros y que ya está perfilado como el segundo más vendido para Switch en este 2020, sólo detrás de Animal Crossing. [nota_relacionada id=1247714]

En conclusión, es una colección embellecida de 3 clásicos indudables de Mario, con su música, misma que puedes dejar reproduciendo con la pantalla de tu consola en reposo. Esencialmente son las mismas historias con las que muchos crecimos y compartimos a lo largo de varias generaciones de consolas, que han vuelto conrecuerdos para algunos y a darse a conocer con otros.

Nintendo nos escuchó y quedará esperar, porque en 2021 hay otra franquicia enorme que cumple 35 años y se llama The Legend of Zelda.


Compartir