Por un México unido, justo y equitativo

En momentos de cambio, la libertad de expresión es esencial; la obligación de participar críticamente en el debate nacional es un privilegio

Por un México unido, justo y equitativo
Martha Bárcena Coqui / Misión Especial / Opinión El Heraldo de México

Inicio hoy una Misión Especial en El Heraldo de México, como ciudadana apasionada por el pasado, el presente y el futuro de México y el mundo. 

Tras pertenecer al Servicio Exterior Mexicano por más de 40 años, de regreso al país, tengo la oportunidad de compartir mis experiencias, aprendizajes y opiniones. 

Creo firmemente que los medios de comunicación tienen la obligación de ejercer la crítica y la responsabilidad de la libertad de expresión como fundamento de la democracia. 

Estoy convencida de que México tiene una presencia importante en el mundo y para acrecentarla, requiere una política exterior de Estado creativa, propositiva, con objetivos concretos, fundada en el conocimiento y diagnóstico adecuados. 

Es indispensable que México despliegue a sus mejores diplomáticos, aproveche a un gran servicio civil de carrera como es el Servicio Exterior Mexicano, asuma riesgos y cumpla compromisos. 

Pensar que México puede transformarse sin tener en cuenta la dimensión internacional, es un error de perspectiva. Así como no se puede diseñar una política exterior que carezca de asidero en la realidad interna, la transformación nacional no se puede dar en la autarquía o el aislamiento. 

El Derecho Internacional ha sido el principal instrumento de defensa de la soberanía y el interés nacional, y uno de los campos en los que México y los mexicanos han destacado.

El Derecho Internacional ha sido, a la vez, ancla de cambios profundos e impulsor de avances internos en áreas tan fundamentales como la promoción y protección de los derechos humanos y la defensa del medio ambiente. Lo mismo puede decirse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y el ahora Tratado México-Estados Unidos-Canadá. La dialéctica entre las dimensiones interna e internacional es sustrato de transformaciones. 

La columna busca aportar elementos de experiencias internacionales en temas del debate nacional como el Estado de Bienestar, la lucha contra la desigualdad y la corrupción, el manejo del sector energético en varios países y la importancia de las instituciones, entre otros. 

Deseo contribuir a que en México se comprendan mejor los procesos de cambio en curso en el mundo y los Estados Unidos, tanto los de “larga duración”, como los conflictos y retos del momento.

Quiero compartir con los lectores mi pasión por la comunidad mexicanoamericana que, paulatinamente, adquiere mayor importancia en nuestro vecino del Norte y en México. No sólo por las remesas que envían, sino por su dinamismo, su fuerza, que transforman el rostro de Estados Unidos. 

Espero que esta Misión Especial cumpla sus objetivos y contribuya al convencimiento de que un México unido, que impulsa consensos nacionales e internacionales, nos brindará mejores oportunidades para un desarrollo justo, equitativo y sostenible.

Por MARTHA BÁRCENA COQUI

MARTHA.BARCENA@ELHERALDODEMEXICO.COM 

@MARTHA_BARCENA

jram


Compartir