¿Cómo hacer delineador para ojos casero? DIY así puedes lograrlo sin gastar un peso

Encontrar un delineador que se adapte a tus necesidades es cada vez más complicado, pues debes enfrentarte a la fecha de caducidad o a la deshidratación del producto, lo que lo vuelve imposible de usar

¿Cómo hacer delineador para ojos casero? DIY así puedes lograrlo sin gastar un peso
Hacer tu propio delineador es más fácil y económico de lo que podrías imaginar. Foto: Pixabay

Durante las últimas temporadas, el delineador de ojos se ha convertido en un complemento indispensable del maquillaje, por lo que ya no puede faltar en tu cosmetiquera. Además del efecto para resaltar la mirada, volverla más profunda y expresiva, el delineador es una excelente forma de elevar cualquier tipo de maquillaje, ya sea casual o formal.

Sin embargo, encontrar un delineador que se adapte a tus necesidades es cada vez más complicado, pues debes enfrentarte a la fecha de caducidad o a la deshidratación del producto, lo que lo vuelve imposible de usar.

¡Olvídate de los grumos!

Una de las razones principales por las que esto sucede es porque los cosméticos de este tipo están empacados en empaques cilíndricos, junto con un pincel o cepillo que debemos introducir cuando nos maquillamos los ojos. Cada vez que metemos y sacamos el pincel, entra cierta cantidad de aire entra en el tubo, lo que provoca que se seque y se hagan grumos.

Foto: Pixabay

Por eso, una excelente opción para olvidarte de estos problemas es fabricar un delineador de ojos casero que te garantizará la mirada atractiva y sensual que estás buscando. Hacer tu propio delineador es más fácil y económico de lo que podrías imaginar. Además, con esta receta no deberás gastar más en productos a prueba de agua.

Ingredientes

  • Sombra de ojos en color negro o el color que prefieras
  • Vaselina
  • Una espátula
  • Un frasco pequeño con tapa
  • Un pincel para delineador
Foto: Pixabay

Procedimiento

  1. Pulveriza la sombra hasta que quede completamente hecha polvo
  2. Vierte en el frasco con tapa
  3. Agrega una cucharadita de vaselina y mezcla perfectamente con ayuda de la espátula. Deberás obtener una consistencia cremosa y homogénea.
  4. Cierra muy bien el frasco y guárdalo en el refrigerador para que tenga una consistencia como de gel.
Foto: Pixabay

¡Listo! Ya tienes suficiente producto para utilizarlo las veces que quieras y resaltar tu mirada o elevar tu look completo.

aar


Compartir