PREMIOS DE LA ACADEMIA

The Whale: 3 puntos para entender el significado de la película por la que Brendan Fraser fue nominado al Oscar 2023

Pese a las críticas, la más reciente cinta de Darren Aranofsky tiene un fuerte mensaje sobre la vida

ESPECTÁCULOS

·
Brendan Fraser protagoniza esta cinta de casi dos horas de duraciónCréditos: Especial

No han sido pocas las críticas que The Whale, cinta estelarizada por Brendan Fraser y dirigida por Darren Aranofsky, ha recibido durante las últimas semanas, pese a las tres nominaciones a los Premios Oscar que consiguió este 2023. La mayor parte de estos señalamientos hablan de que la vida de Charlie, protagonista de la película, es tratada por medio de diversos prejuicios que actúan para fomentar la discriminación hacia las personas con sobrepeso. 

Estos argumentos se centran en hablar de la forma en la que es retratado el personaje durante las casi dos horas que dura esta producción audiovisual. En redes sociales los usuarios han cuestionado si era necesario mostrar a este hombre comiendo de manera obsesiva, con limitaciones físicas cada vez más evidentes e inclusive padeciendo complicaciones para poder recoger una llave del suelo. 

No obstante, hay una lectura de la película que puede descartar estas acusaciones en contra del producto que marcó el regreso triunfal del protagonista de La Momia a Hollywood. Esta incluye tres elementos que se muestran a continuación. Si aún no has visto la película, una buena idea es regresar cuando lo hayas hecho, debido a que se manejarán spoilers

Va más allá de la gordofobia

Pese a las críticas que ha sostenido la película de que fomenta la discriminación en contra de las personas de talla grande, La Ballena es una muestra de cómo la vida de un hombre tiene un declive debido a una fuerte adicción que no lo deja vivir normalmente su vida. 

La Real Academia de la Lengua define esta práctica de la siguiente manera: "rechazo, odio y violencia que sufren las personas gordas por el hecho de serlo". Para comprobar que lo mostrado en pantalla no coincide con esta definición, basta con hacer mención a las relaciones que guarda con los demás personajes. 

Pese a Liz, amiga del protagonista, se convierte en una facilitadora que le acerca grandes cantidades de comida, nunca en la cinta se escucha una crítica sobre el peso o apariencia. Los únicos desencuentros que tiene la mujer con Charlie son los siguientes: que no desee atenderse en un hospital, el acercamiento que pretende tener con su hija Eliie, que permita entrar a Thomas a su hogar, y, finalmente, que le oculte la cantidad de dinero que tiene ahorrado.

El actor es parte de uno de los proyectos más ambiciosos del director. FOTO: Archivo.

En el caso de la vástaga del personaje interpretado por Sadie Sink, incluso responde que le da asco su padre no por su peso, sino permitir que la depresión lo arrojara a la decadencia y a vivir como un hermitaño. Los grandes conflictos que tiene con él son solamente los relacionados con la ausencia del hombre al que encarna Brendan Fraser

Para Mary, su exesposa, es una sorpresa ver al hombre con el que casó con una talla, mayor, pero además de preguntar por qué comenzó a alimentarse sin control, lo critica por haberla abandonado a fin de tener una relación sentimental con Alan, uno de sus alumnos. 

Thomas, el joven evangelista que pretende salvar la vida de Charlie es el único que lo critica diciéndole frontalmente que le da asco, pero la cinta no deja en claro si este juicio lo hace bajo el supuesto de que el personaje sufre de homofobia o gordofobia como tal. Minutos antes de que se dé esta interacción, el religioso asegura que puede salvar el alma del protagonista, que es necesario que deje de pecar para que Dios le brinde un cuerpo nuevo. 

Aranosfky busca impactar

Sobre la aparición de un segmento en el que el estelar come de manera descontrolada es un tipo de secuencia que es usada por Aranofsky en sus cintas para mostrar el declive que viven sus personajes. Por ejemplo, en Requiem por un sueño se muestran a varios personajes sufriendo diversos ataques relacionados con el tratamiento y el abuso de sustancias; incluso en algunos recibiendo choques eléctricos para controlar esta dependencia. 

En ¡Madre!, protagonizada por Jennifer Lawrence, hay una escena en la que es golpeada y prácticamente desnudada por una turba que termina asesinando a un bebé. Para el final incluso hay un segmento en el que se muestra cómo es calcinada por el fuego.

Incluso en Pi, el orden del caos, el director muestra una escena donde un personaje se taladra el cerebro. Este tipo de situaciones son comunes en el día a día del director, quien siempre ha buscado impactar a sus audiencias para que sus cintas sean recordadas. 

Escenas como en las que Charlie decide tener lo que es la última comida que tiene en la película son muestra de un declive que es adelantado por el cineasta, quien desde un inicio muestra cómo el personaje no tiene intención de buscar ayuda médica para tratar una afección cardiaca. 

En una entrevista previa sobre el estreno de ¡Madre!, Darren Aranofsky aseguró que las películas que le gusta filmar son aquellas que generan conversación y se genere un producto que no sea pasajero para la gente.

"Como cinestar solo quiero hacer algo entretenido, emocionante, inolvidable". 

La obra de teatro basada en esta película fue escrita por Samuel D. Hunter. En una entrevista que dio a la cadena televisiva RTVE, aseguró que el texto sale de su experiencia dando clases de escritura creativa y además de lo que le provocó leer Moby Dick de Herman Melville. 

El verdadero mensaje en La Ballena

Desde el minuto uno de la cinta y hasta el fin de ella, Charlie habla constantemente de lo importante que es escribir con honestidad. Fomenta en sus alumnos y en su hija Eliie la idea de que cualquier cosa que se cree debe estar fundamentada por medio de algo que muestre quién está detrás de la pluma o el teclado. 

Pese a que textualmente solo hace esta solicitud ante los textos, el personaje busca a los demás y los alienta a que lleven a cabo esta práctica en la vida real. Esto se puede ver particularmente en las ocasiones en las que empuja a los demás. 

La primera de ellos se da ante el conglomerado de alumnos a los que ve a través de su computadora. Desde un inicio el profesor les pide que manejen la honestidad en sus escritos, pero a la vez él se oculta de ellos al decirles que su cámara no funciona. No es sino hasta que el final de la producción se acerca que este decide mostrarse como es ante sus pupilos. Les habla de lo importante que es no esconderse y encontrar la belleza a través de evidenciarse tal y como son. 

La cinta marca el regreso triunfal de Brenda Fraser, aunque ha estado ligada a la polémica. FOTO: Archivo.

La segunda vez se da con Thomas, el evangelista encarnado por Ty Simpkins, quien desde un primer momento se muestra como una persona tolerante, paciente

La tercera vez que plantea este conocimiento es con Eliie, su hija, a quien convence de convivir con él ofreciéndole dinero y además escribir sus ensayos. Pese a los insultos que ella le dice y a los malos tratos, él sigue diciéndole que es una persona increible y no le reclama nada.

Conforme avanza la relación, él sigue mostrándole la faceta más dulce de su ser hasta que es ella quien en realidad explota y habla de todo lo que siente. La joven interpretada por Sadie Sink grita, reclama y pide explicaciones por haber sido abandonada. Después de desahogarse, al conocer el último escrito que su padre mecanografió es una muestra de que conoce su esencia, la muchacha puede voltear a verlo y demostrarle que aún siente por él. 

Sigue leyendo: 

Austin Butler, nominado al Oscar 2023, hizo peligrosa dieta de helado y donas para "Elvis"

Brendan Fraser y su regreso al ruedo de Hollywood con la película "The Whale"

Premios Oscar 2023 y las películas favoritas de esta edición ¡las debes ver!