PEDRO INFANTE

Pedro Infante: FOTO inédita del "Ídolo de México" cantando para presos de la cárcel del Lecumberri

Pedro Infante visitó la cárcel del Lecumberri y ofreció un pequeño concierto para los presos

ESPECTÁCULOS

·
Créditos: Foto: Especial

Pedro Infante se caracterizó por ser un artista humilde, pues a pesar de ser una de las estrellas más importantes de la época de Oro del Cine Mexicano, le gustaba convivir con los miembros del staff de grabación, sus compañeros de escena y con el público que acudía a verlo en sus presentaciones.

"El Ídolo de México" tuvo la oportunidad de conocer diferentes partes del país gracias a su trabajo como actor y cantante, pero el sitio más impactante que visitó fue el Palacio de Lecumberri, el cual fungió como una cárcel federal desde su fundación en 1900 hasta 1976. 

El intérprete de éxitos como "Amorcito corazón" y "Cien años" acudió a la penitenciaría ubicada en alcaldía de Venustiano Carranza de la Ciudad de México, para filmar la película "Nosotros los pobres", largometraje del director Ismael Rodríguez.

En la cinta de 1948, el personaje de Pepe "El Toro", encarnado por Infante, es aprehendido en la cárcel. De hecho una de las escenas más icónicas, es cuando se pelea con Jorge Arriaga "Ledo" y éste grita "¡Pepe El Toto es inocente!". 

Pedro Infante canta para los presos del Lecumberri

En una visita a la prisión también conocida como "El Palacio Negro de Lecumberri", Pedro Infante  recorrió las instalaciones y convivió con algunos de los presos. También cantó para los reos que se encontraban en el patio principal. 

En las imágenes archivadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se puede ver como el protagonista de "Dos Tipos de Cuidado" se sube a las rejas para poder saludar a los detenidos que se amontonan en las puertas para poder tener contacto con el cantante. 

Pedro Infante canta para los presos del Lecumberri Foto: INAH

Algunos fanáticos de "El rey de las rancheras" afirman que las fotos fueron tomadas en las Islas Marías, lugar en donde también resguardaba personas privadas de su libertad. Sin embargo, de acuerdo a los registros del INAH, las imágenes fueron tomadas en la cárcel de la Ciudad de México.