COLUMNA INVITADA

Refinería Olmeca, Sinónimo de Seguridad Energética

También a través de la generación de más de 200 mil empleos directos e indirectos en su proceso constructivo se ha reactivado la economía del sureste mexicano

OPINIÓN

·
Manuel Rodríguez González / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

En días pasados, asistimos a una visita guiada por las instalaciones de la refinería Olmeca, ubicada en el municipio de Paraíso, Tabasco, cuyos trabajos constructivos llevan un avance muy considerable, por lo que está programada su inauguración a inicio del próximo mes de julio por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

La titular de la Secretaría de Energía, Roció Nahle, quien dirige con acierto y temple el proceso constructivo de esta obra de gran calado y emblemática, ha recalcado que México para cubrir el total de la demanda nacional de combustibles tiene que importar el 80 por ciento; mientras que países que no producen una sola gota de petróleo como China, Japón, India y Francia cubren entre el 99.5 y 100% de su demanda.

Por eso, a más de 40 años de haberse construido la última refinería en el país, en 2019 iniciaron los trabajos de la refinería Olmeca en una extensión de 580 hectáreas donde se instalan 17 plantas de proceso, 56 tanques de almacenamiento y 34 esferas, para convertirse en una de las más grandes de Latinoamérica.

En la actualidad se encuentra en su etapa final de construcción, consistente en la recepción masiva de equipos y accesorios, calentadores, módulos y torres; durante el recorrido constatamos los trabajos de armado de cuatro torres de enfriamiento, así como los trabajos finales del cuarto de control que operará las plantas de proceso y químicas. 

La refinería Olmeca, tendrá una capacidad de procesar 340 mil barriles de crudo por día, y de esta manera producirá 170 mil barriles de gasolina y 120 mil barriles de diésel diarios; funcionarán con la tecnología más avanzada y amigable con el medio ambiente que le permitirán no producir combustóleo.

También a través de la generación de más de 200 mil empleos directos e indirectos en su proceso constructivo se ha reactivado la economía del sureste mexicano. 

El incremento de 1,500 millones de dólares en el costo que estaba programado en 8,000 millones de dólares se debe a la inclusión de la construcción de una planta de cogeneración de electricidad para la autonomía de la refinería, un gasoducto de 65 kilómetros y un acueducto. Es importante destacar que, si la obra no se hubiera iniciado en 2019, hoy su costo ascendería a 20 mil millones de dólares por el fenómeno inflacionario mundial.

Con la integración de la refinería Olmeca, la refinería Deer Park con capacidad de 225 mil barriles de combustibles por día, los trabajos de rehabilitación de las plantas del Sistema Nacional de Refinación, la habilitación de la coquizadora de Tula, Hidalgo, y el Complejo Petroquímico Cangrejera donde se incrementará la producción de hidrocarburos de alto octano para mezclarlo en la producción de gasolinas, se producirán 858 mil barriles de gasolina y 542 mil barriles de diésel, lo que nos permitirá dar pasos agigantados hacia la seguridad energética del país.   

POR MANUEL RODRÍGUEZ GONZÁLEZ

DIPUTADO FEDERAL PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE ENERGÍA DE LA LXV LEGISLATURA DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN

WWW.MANUELRODRIGUEZ.MX

PAL

Sigue leyendo:

La mezcla de matriz energética de México

La Cuarta Transformación en el Sector Eléctrico

Ley de la Industria Eléctrica