CONTRA LAS CUERDAS

Una bocanada para Cuitláhuac

García le ayuda al Presidente a frenar, al menos por ahora, a Monreal y su operación política a través de Del Río Virgen en Veracruz

OPINIÓN

·
Alejandro Sánchez / Contra las Cuerdas / Opinión El Heraldo de México

En el peor momento que vive Veracruz en lo que va del gobierno de Cuitláhuac García, el presidente López Obrador irá la próxima semana a la entidad con el pretexto de inaugurar 38 Bancos de Bienestar como parte del primer paquete de 500 que iniciarán operaciones a nivel nacional.

TE PUEDE INTERESAR: El regreso de AMLO a la plaza pública

Tras bambalinas, sin embargo, entre la clase política se asegura que el mandatario federal acudirá a dar bocanadas de oxígeno al gobernador por la crisis desatada en la entidad al encenderse los focos rojos debido a los altos niveles de violencia desatada en las últimas horas.

Ayer se localizaron tres cadáveres desmembrados al norte del estado. Con esas víctimas sumaron 34 personas asesinadas en tan solo 9 días de este 2022 en el gobierno de Cuitláhuac. Aunado a la inseguridad, Veracruz atraviesa por una serie de persecuciones políticas en contra de adversarios. Órganos civiles colegiados exigen derogar el delito de ultrajes al que recurren las autoridades judiciales para encarcelar a opositores y representantes de la sociedad civil. Los especialistas también piden revisar la actuación de las corporaciones policiacas y que inicien los procedimientos legales contra quienes resulten responsables con el objetivo de que no se sigan violando los derechos humanos.

El estilo represor de García para gobernar tiene un bloque de senadores en contra realizando una investigación sobre cada uno de los abusos. Hasta ahora, la Comisión Especial de Veracruz tiene integrados 12 casos en los que documentan la falta de pruebas para ser encarcelados, como el caso del secretario técnico del Senado de la República, José Manuel del Río Virgen, quien es el brazo derecho de Ricardo Monreal en el Poder Legislativo.

Junto con Dante Delgado, líder nacional de Movimiento Ciudadano y veracruzano, en la agenda de Monreal está el tema de exhibir todas las inconsistencias jurídicas de la fiscalía de la entidad y las violaciones a los derechos humanos. Es verdad que Delgado es uno de los principales adversarios políticos del lopezobradorismo, sin embargo, el principal oponente no está fuera sino en las entrañas de Morena, el partido del presidente. Así lo ha visto el mandatario federal.

Si bien, de acuerdo con fuentes del partido, no ven al zacatecano con posibilidades de ganar la presidencia en 2024 en caso de una renuncia de Morena para abanderar una candidatura respaldado por PAN, PRI, PRD y en una de esas sumando a MC, sí están conscientes que Ricardo Monreal puede erosionar al partido político en el poder, sobretodo cuando desde Palacio de Ayuntamiento y Palacio Nacional lo señalan como el responsable de la derrota del instituto guinda en la ciudad de México, además de que los aspirantes monrealistas a las seis entidades donde habrá elecciones este 2022, fueron de los mejores posicionados en la disputa interna.

Monreal se metió a Veracruz a sentar un precedente al acusar al gobernador de su partido de hacer uso faccioso de la ley y éste le contestó cortándole su brazo derecho (Del Río Virgen). Aunque López Obrador éste  consciente de los problemas que le está dando Cuitláhuac García por cómo está la entidad, volverá a defenderlo porque en medio de su reacción y sin pensar en las consecuencias le ayuda a frenar, al menos por ahora, a Monreal y su operación política a través de Del Río Virgen en Veracruz.

TE PUEDE INTERESAR: Las Fuerzas Armadas y el Presidente siguen siendo tema

UPPERCUT: Por eso, López Obrador perdonará a Cuitláhuac tal como Julio César perdonó a Bruto en la novela de Shakespeare con tal de anteponer el poder.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM 
@ALEXSANCHEZMX

Sigue leyendo:

Una mujer llegará a la Corte

Roberto Palazuelos, ¿Candidato de Va por México?

Lo que usted diga, presidente

PAL