CRUZ Y GRAMA

Querétaro: Nada teme, pues Pancho nada debe

El actual mandatario estatal ha subrayado esta, como una de sus principales y mejores herencias. La deuda está saldada

Hugo Corzo / Cruz y Gama / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Solamente dos estados del país pueden presumir de estar en números negros, Tlaxcala y Querétaro; pero en el primer caso, se debe a la prohibición que tiene por ley esa entidad para adquirir pasivos.

Así que el caso del estado que gobierna el queretano Francisco, Pancho, Domínguez Servién merece hacer una reflexión, pues si llevar bien las riendas financieras de una casa es difícil, mas aun lo es cuando se decide por millones de personas.

Querétaro está en ceros, tiene la columna de deberes limpia en el libro contable. Pancho Domínguez Servién recibió el estado hace seis años, en 2015, con una deuda pública de mil 400 millones de pesos.

Hoy, a unos días de entregar el gobierno estatal a su correligionario panista Mauricio Kuri, por supuesto que el actual mandatario estatal ha subrayado ésta, como una de sus principales y mejores herencias. La deuda está saldada.

En el análisis, salta a la vista una acción relevante: no lo hizo como la mayoría de aquellos que consiguen darle un bajón para lograrlo; no se fue por la fácil, pues no se tocaron los presupuestos de las áreas sensibles como Desarrollo Social, Desarrollo Agropecuario, ni Obras Públicas.

El cumplimiento del pasivo no afectó los programas y acciones públicas que se presupuestaron al inicio del sexenio, y en la revisión programática de año con año.

Y sus principales colaboradores resaltan también que el cierre del sexenio, en donde se logró salir de los números rojos, ocurrió en medio de la crisis mundial más grande de la historia moderna: la pandemia por COVID-19, la cual afectó no sólo la salud, sino la economía mundial.

Pancho Domínguez Servién y su equipo destinaron dos mil millones de pesos como apoyo económico para enfrentar los efectos de la crisis por Coronavirus.

Desde luego que esa gestión financiera busca resonar en el futuro próximo, y la única elección próxima que supera al cargo que actualmente tiene el gobernador queretano es la presidencial, dentro de tres años.

Puede sonar lejano, pero ya está a la vuelta de la esquina y podría ser que en 2024 veamos de nuevo a un queretano en la boleta presidencial (o al menos en el Senado), pero ni se llama Ricky ni es un niño Ricón.

TLAXCALA

La entidad que dirigirá Lorena Cuéllar también corre con la gracia de no tener deuda, por restricción de ley. Sin embargo, eso no hace que en automático haya un plan eficiente de gastos e ingresos para el estado, como el que ya tiene listo el equipo de la gobernadora electa.

Una de sus prioridades, trabajando de la mano de alcaldes como Jorge Corichi, su compañero de partido y quien ganó la capital del estado, es dotar de ambulancias a localidades que no las tienen, como es el caso de este municipio.

Todo está listo para arrancar fuerte.

POR HUGO CORZO
HUGO@ELHERALDODEMEXICO.COM
@HUGO_CORZO

PAL