DESDE AFUERA

Argentina y México ante Nicaragua

Consideraron que la condena de la OEA no debió haber ocurrido porque "es perentorio" que retome el "espíritu constructivo de su carta"

OPINIÓN

·
José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de México

La República Argentina y México, comprometidos con el respeto y la promoción de los derechos humanos, desde una concepción integral dentro de la cual están contenidos los derechos civiles, políticos y electorales —además del inalienable valor de la igualdad y los derechos económicos y sociales—, manifiestan su preocupación por los acontecimientos ocurridos recientemente en Nicaragua. Especialmente, por la detención de figuras políticas de la oposición, cuya revisión contribuiría a que el proceso electoral reciba el reconocimiento y el acompañamiento internacional apropiados. Hemos sido testigos, en varios países de la región, de casos inadmisibles de persecución política. Rechazamos esta conducta".  

Así reza un comunicado conjunto sobre el rechazo de las dos naciones a una resolución de condena de la Organización de Estados Americanos (OEA) al gobierno del presidente Daniel Ortega por el arresto de líderes de la oposición, incluso al menos cuatro precandidatos presidenciales, como preparativo a las elecciones que ese país hará en noviembre.

Los beneficiarios de tales arrestos serán Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo. El mandatario va por su tercera reelección consecutiva, gracias a un polémico fallo de la Suprema Corte de Justicia en 2009, que hizo de lado un artículo constitucional que impedía renovar el mandato de un Presidente o elegir a alguien que ya hubiera gobernado el país dos veces. Ortega fue presidente entre 1984 y 1990, y luego en 2007, 2012, 2017 y ¿2021?

Entre los detenidos están Arturo Cruz, embajador en Washington, entre 2007 y 2009, y los excomandantes Dora María Téllez y Víctor Hugo Tinoco, héroes de la revolución sandinista.

Cierto que el método legalista del gobierno de Ortega es bastante más civilizado y seguramente menos sangriento que los utilizados por la familia Somoza para mantenerse en el poder, aunque sus críticos subrayan también que más de 340 personas murieron en los últimos cuatro años a manos de los servicios de seguridad. 

El comunicado destaca que Argentina y México "no estamos de acuerdo con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia. Tampoco con la pretensión de imponer pautas desde afuera o de prejuzgar indebidamente el desarrollo de procesos electorales".

Claro que ignoran la asombrosa coincidencia de los arrestos de opositores con el inicio, el 7 de junio, del periodo especial de cinco meses previos al 7 de noviembre, ordenado en 2020, para la acreditación de "personalidad jurídica" electoral. Meros detalles...

Argentina y México consideraron que la condena de la OEA no debió haber ocurrido porque "es perentorio" que retome el "espíritu constructivo de su carta". 

Y para el 8 de noviembre felicitarán al presidente Ortega por su democrática elección del día 7. 

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS.
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM 
@CARRENOJOSE1

DZA