Todos a sus puestos

Dos visiones confrontadas llevarán a ciudadanos a votar en un ambiente tan polarizado como nunca

Todos a sus puestos
Carlos Zuñiga/ Acceso Libre/ Opinión El Heraldo de México

Mañana arrancan formalmente las campañas en nueve estados que elegirán gobernador y para la elección de 300 diputados de mayoría relativa y 200 de representación proporcional. También para elegir centenares de alcaldes, síndicos y diputados locales. Las elecciones más grandes en la historia de la joven democracia mexicana, entran en su etapa crucial.

Dos visiones se han confrontado desde hace tiempo y son las que llevarán a los ciudadanos a votar en un ambiente tan polarizado como nunca: quienes buscan consolidar al proyecto de la 4T y quienes buscarán en los errores del gobierno recuperar lo perdido. Pero entre esto, hay figuras que no debemos perder de vista. De su actuación dependerá mucho el tipo de país que veremos después del domingo 6 de junio:

MORENA: El partido del presidente volverá a ganar el Congreso, pero no con la mayoría que arrasó en 2018. Si bien algunos legisladores podrán reelegirse sin mayor problema, la oposición hizo una buena ingeniería con la alianza PAN-PRI-PRD en algunos distritos donde darán la batalla. Buscarán apuntalarse en las elecciones locales donde llevan la ventaja y otras, donde se han cerrado las preferencias, como en Nuevo León y Sonora. Aún así, es muy seguro que retenga la mitad del Congreso, lo que le permitirá tener la mayoría absoluta.  Y ganará, cuando menos, la mitad de las gubernaturas en disputa, lo que para ellos ya es un gran avance. Pero el partido resentirá las fracturas internas, que se acentuarán camino a las elecciones de 2024, cuando los interesados en ganar la candidatura presidencial quieran tomar el control. Por primera vez en lo que va del sexenio, la negociación con la oposición será fundamental.

INE: El árbitro electoral estará bajo fuego intenso antes y después del día de la elección. La descalificación del aspirante a la gubernatura de Michoacán, pero más la de Félix Salgado Macedonio, enfureció a los dirigentes de los partidos, pero más al presidente López Obrador. Cualquier cosa que ocurra adversa en las urnas para Morena le será cargado en la cuenta al Instituto y a su presidente, Lorenzo Córdova. Será momento de cobrar las facturas.

TEPJF: El Tribunal Electoral inevitablemente moverá la balanza. Muchas de las decisiones que ha tomado han sido para perdonar sanciones al partido del presidente y para crear nuevos institutos satélite. Varios de los magistrados están cooptados y seguirán defendiendo los intereses del poder hasta donde puedan, incluso sin pudor. Veremos qué tanto pueden resistir.

UIF: La Unidad de Inteligencia Financiera jugará un papel determinante. Su titular, Santiago Nieto, tiene expedientes abiertos contra candidatos y gobernadores. Se sabe que investiga a los tres opositores a la candidata de Morena en Nuevo León (Samuel García, Adrián de la Garza y Fernando Larrazábal), pero también al candidato del Partido Verde al gobierno de San Luis Potosí, entre otros. De aquí al 6 de junio, no sería sorpresa que alguna de estas investigaciones avancen. Sabe quien es el verdugo.

Otro factor es la figura presidencial. Andrés Manuel López Obrador está consciente que, aunque no aparezca en las boletas, puede influir en el voto y que el futuro de su gobierno está en juego, y no será extraño ver hasta dónde llegará para perpetuar su poder.

POR CARLOS ZUÑIGA PÉREZ

@CARLOSZUP

jram


Compartir