Michel Franco impone un Nuevo Orden

Después de un peregrinar exitoso por Europa, el filme Nuevo Orden de Michel Franco, por fin llega a México para ser profeta en su tierra, pero ¿Será aceptada por los mexicanos?

Michel Franco impone un Nuevo Orden
Linet Puente/ Permanencia voluntaria/ Opinión El Heraldo de México

¿Por dónde empezar? Si hablar de las películas de Michel Franco es todo un tema, no quiero ni explicar lo que representa Nuevo Orden. Un filme que le tomó 6 años rodar y concretar al cineasta mexicano y sin duda una de las más grandes producciones nacionales de los últimos años, pues su filmación implicó una gran inversión económica para lograr los resultados que hoy se pueden ver en pantalla.

Fueron 3000 extras, efectos especiales muy elaborados, se cerró una de las avenidas más importantes y transitadas de la Ciudad de México como Reforma y se contrataron a los actores más top del cine mexicano hoy en día. Todo esto ayuda mucho a que la película se sienta en otro nivel, sí aunque suene malinchista, le da un toque más hollywoodense y con ello, una oportunidad para competir en dicho mercado en un futuro cercano en una premiación tan importante como el Oscar (En los premios Goya ya no, porque la Academia Mexicana de Cine decidió enviar otro gran proyecto como Ya no Estoy Aquí, para competir por el ansiado premio español).

Debo reconocer que antes de siquiera ver el trailer de la película, mis expectativas sobre la misma eran muy altas pues ya había tenido la posibilidad de entrevistar a Michel Franco y platicar con Darío Yazbek sobre el filme. Hasta ese momento tan solo entendía que la cinta era una distopía y que seguramente iba a dar mucho de qué hablar, porque de entrada competiría por el León de Oro en la Mostra de Venecia, en donde a pesar de que no obtuvo el premio más importante, Franco fue reconocido con el León de Plata Gran Premio del Jurado, por la dirección de la cinta protagonizada por Diego Boneta, Naian Norvind, Mónica del Carmen, entre otros.

Aunque cualquiera parecido con la realidad es mera coincidencia, el filme hace un retrato sobre lo que sucede en nuestro país, como pudiera hacerlo con otros. Y si bien parecería más una queja de la clase privilegiada sobre las “injusticias” que sufren por parte de la clase más amolada, yo lo veo más como un resentimiento que definitivamente existe en este y muchos otros países de los pobres hacia los ricos y que ojo, eso en definitiva no es culpa de unos u otros, sino de un sistema quebrado desde hace muchos años y que sin duda necesita una reestructura. Pero no nos vamos a meter en temas políticos porque no quiero espantarlos y que por ello no quieran ver la cinta.

La película futurista que nos plantea cómo las familias más adineradas son vandalizadas y masacradas por grupos indígenas y hasta sus propios empleados, y lo que sucedería si se militarizara el Estado, ha causado mucha controversia por el tratamiento que Michel Franco le dio al filme y porque se siente más cargado hacia una victimización de los ricos ante los pobres. Desde mi punto de vista, y con todo respeto a muchos de mis colegas, me parece que se están “jalando los pelos” demasiado. En definitiva creo que uno de los grandes errores de la película ocurre desde el trailer de la misma y obviamente las palabras de Michel Franco al tratar de defender su filme de ser tratado como “whitexican”, quizá no fueron los más adecuados.

Por otro lado, el único pero que le pondría a la cinta es que todo ocurre de manera muy gratuita sin una mayor explicación, lo cual convierte automáticamente en villanos a unos y victimiza a los otros. Quizá si hubiera justificado mejor los motivos que llevan a actuar de determinada manera a los personajes de la historia, entonces todo sería más claro. Ahora, me parece muy injusto que todas las discusiones que ha generado la película han sido a partir de escasos 2 min con 30 segundos que dura el trailer y por una frase que Michel Franco usó en la conferencia de prensa en la que presentó el filme en México, pues la cinta apenas se está estrenando este jueves y son muy pocas personas las que la han visto completita. 

Yo quisiera invitar a todos mis amables lectores a ver esta película, que si bien no resulta un bálsamo para el alma sino todo lo contrario, si es una gran historia que no le pide nada al cine de otros países y definitivamente merece ser reconocida y aplaudida en su propio país. No nos va a gustar lo que dibuja, definitivamente no. Es cruda, violenta, fuerte y te deja muy alterado. Pero a veces hay que enfrentar la realidad aunque sea a golpes. No hay más. 

Por LINET PUENTE.
COLUMNAS.ESCENA@HERALDODEMEXICO.COM.MX
@LINETPUENTE


Compartir