La genuflexión del Tribunal Electoral

Los magistrados usaron raseros distintos para decidir casos similares que implican darle vida a partidos inútiles

La genuflexión del Tribunal Electoral
Enrique Rodriguez/ Libertad bajo Palabra/ Opinión El Heraldo de México. Enrique Rodriguez/ Libertad bajo Palabra/ Opinión El Heraldo de México

Cuando las decisiones de los jueces son parciales, la impartición de justicia pierde credibilidad y se vulnera la democracia. Las recientes decisiones de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dieron señales de claudicación ante el régimen, cuyo escenario ideal es contar con partidos políticos utilizados como satélites para atomizar el voto en el proceso electoral de 2021, la elección más grande en la historia de México.

Los magistrados electorales utilizaron raseros distintos para decidir casos similares que implican darle vida a partidos inútiles para los ciudadanos, pero efectivos para obtener dinero e incidir en el migajeo de las posiciones de poder que estarán en juego el próximo 6 de junio. Es un hecho demostrable que el tribunal sepultó al partido de Margarita Zavala y Felipe Calderón, pero dio vida a tres que son afines a los planes de Andrés Manuel López Obrador en su tablero estratégico.  

Para los magistrados, las supuestas inconsistencias sobre registro de recursos en México Libre, partido encabezado por el expresidente Calderón, fueron suficientes para rechazar su registro y confirmar la decisión del INE. Sin embargo, a  Fuerza Social por México, que agrupa sindicatos afines a la 4TRedes Sociales Progresistas, del yerno de Elba Esther Gordillo, y Encuentro Solidario (reedición del PES) se les concedió estar en la boleta electoral, a pesar de severas irregularidades en el proceso de su registro que la mayoría de la Sala Superior consideró irrelevantes.
       Si con México Libre se hubiera dado la misma flexibilidad, la coherencia hubiera sugerido reponer el procedimiento para que el INE emitiera una nueva resolución, como lo propuso la magistrada Janine Otálora, y los magistrados Indalfer Infante Reyes Rodríguez. Es frecuente ver que sus colegas José Luis Vargas, Mónica Soto, Felipe de la Mata y su presidente, Felipe Fuentes, suelen votar en bloque.
      En el caso del partido Encuentro Solidario, la mayoría se hizo de la vista gorda para sancionar evidentes violaciones constitucionales que se consolidaron con la participación directa de ministros de culto religioso en la conformación de esa agrupación.

Fue claro que el Poder Judicial de la Federación, a través de su Tribunal Electoral, acomodó criterios para favorecer los intereses políticos del Presidente de la República. Con esto, la Sala Superior ha profundizado la herida que desangra su credibilidad, autonomía e imparcialidad.

***

EDICTOS

Cómo si la Suprema Corte de Justicia no tuviera suficiente golpeteo mediático adverso, a raíz de su polémica decisión para declarar constitucional la consulta popular sobre la aplicación de la ley a los expresidentes, los recientes fallos del Tribunal Electoral incrementan los daños a la percepción ciudadana sobre ese Poder. Construir confianza significa años de trabajo institucional, perderla tan sólo días de muy cuestionables resoluciones. Hasta el domingo.

 

POR ENRIQUE RODRÍGUEZ
ENROMA27@GMAIL.COM
@JENROMA27

 


Compartir