EJERCICIO

Entrenamiento: Errores típicos al momento de ejercitar el abdomen

Existen muchos mitos y creencias sobre cómo trabajar y ejercitar el abdomen, tanto así que en ocasiones muchos usuarios se pueden llegar a confundir

ESTILO DE VIDA

·
El abdomen, como cualquier otro músculo, requiere un periodo de descanso Foto: PixabayCréditos: Pixabay

Si hay una forma de mostrar la constancia y la disciplina que cualquier tiene  durante sus horas de entrenamiento, sin duda lo es el abdomen, pues, su trabajo requiere más que un simple entrenamiento. 

Si bien es cierto, muchos profesionales del mundo del fitness consideran que una de las mejores formas en que se debe trabajar el abdomen no es en el gimnasio, sino en la cocina, pues es a través de la alimentación, la mejor forma de conseguir nuestras metas. 

Pero, como en todo tipo de entrenamientos, existen muchos mitos y creencias sobre cómo trabajar y ejercitar el abdomen, tanto así que en ocasiones muchos usuarios se pueden llegar a confundir, sobre todo si no son tan conocedores de las técnicas adecuadas. 

Mitos y errores

Entrenar a diario 

Aunque el entrenamiento constante debe ser una prioridad para todo aspirante a atleta, lo cierto es que el abdomen, como cualquier otro músculo, requiere un periodo de descanso de al menos 24 a 36 horas, pues de lo contrario podrías llegar a caer en el sobreentrenamiento, lo cual en realidad te producirá efectos secundarios, como un posible rebote. 

Descuidar la alimentación

Como se mencionó anteriormente, la alimentación juega un papel importante tanto en el entrenamiento como en conseguir una vida saludable, pues es importante resaltar que no es necesario dejar de comer para conseguir un abdomen plano y definido, lo importante es aprender a comer las cantidades necesarias en momentos adecuados del día y no hacerlo como sino hubiera un mañana. 

Hacer crunch al límite 

El ejercicio de crunch, que consiste en flexionar las piernas y levantar todo el tren superior repetidamente, es uno de los clásicos para entrenar el abdomen, pero lo cierto es que existen muchos ejercicios que se pueden realizar para trabajar las partes que componen el recto abdominal y los oblicuos, por ello es necesario que varios los ejercicios que realices, así como los días en que los entrenarás, tal y como harías con cualquier otro músculo de tu cuerpo. 

Solo trabajar con tu peso

Al principio de tus entrenamientos, seguro que apenas podías aguantar levantar unas mancuernas de unos dos kilos, pero ahora has progresado y puede que los pesos que manejas sean mucho más elevados, pues lo mismo pasa con los ejercicios para el abdomen, debes incrementar en la medida de lo posible la intensidad de tus entrenamientos y de ser necesario, comenzar a utilizar pesos integrados o muertos. 

dhfm