DESCANSO

Cuándo cambiar el colchón para asegurar un buen descanso

Dormir y lograr un descanso perfecto para tener un buen rendimiento al día siguiente dependerá del estado del colchón y su calidad. Conocé si llegó el momento de cambiar el tuyo.

ESTILO DE VIDA

·
Foto: Pixabay

Lograr un óptimo descanso dependerá de un conjunto de acciones que pocas veces son tenidas en cuenta. La principal se refiere al estado del colchón, ya que si éste se encuentra deteriorado no se podrá dormir de la mejor manera. Aunque además debemos sumar una decoración con colores pasteles e intentar no contar con dispositivos tecnológicos cerca de la cama.

Pero recaeremos sobre la esencialidad que tendrá el colchón durante las horas de descanso, por lo tanto te enseñaremos a conocer cuál es el momento exacto para cambiar esta pieza de resortes o espuma para que tu columna no acarree problemas a futuro, garantizando el ciclo del sueño y permitiendo que dormir sea una grata experiencia.

Joyce Walsleben, docente en la Universidad de Nueva York expresó que el momento ideal para cambiar el colchón es después de los 8 o 10 años de su adquisición y si años antes empiezan a mostrar signos de hundimiento, habrá que rotarlo para mantener cierto equilibrio. Además, compartiendo pensamientos, Janiche Simonsen, especialista en el tema, coincidió y sostuvo que dar la vuelta al colchó es importante si se comparte la cama con otra persona, más allá de su peso. Esto se debe a que la presión adicional generará un desgaste irregular y, como consecuencia, no se podrá lograr un óptimo descanso.

Además, los ácaros y alérgenos podrían aparecer y acumularse en el colchón, generando alergias y dificultades respiratorias al momento de dormir. Tal es el caso de que esto afectaría a la calidad del sueño y por lo tanto podría disminuir la productividad de la persona al día siguiente.

Foto: Pixabay

En este sentido, si la alternativa de rotar el colchón no satisface a la persona debido al deterioro que la pieza muestra, no quedará otra opción que cambiarlo, con el fin de lograr un buen descanso. La vida útil de 10 años podría quedar reducida debido a la calidad del colchón y también al material con el que está constituido, por lo tanto el acto de dormir estará enmarcado por el buen o mal estado de la cama o somier.

Foto: Pixabay