CLEOPATRA

Un día como hoy murió CLEOPATRA ¿Qué actrices la han personificado en CINE?: VIDEO

El 12 de agosto del año 30 antes de Cristo, muere Cleopatra VII, la última gobernante de la dinastía ptolemaica del Antiguo Egipto; su figura, historia y mito, ha sido llevado al cine y la literatura

ESPECTÁCULOS

·
En el cine de Hollywood, Cleopatra fue personificada con éxito por Elizabeth Taylor en 1963. Foto: Especial

Hablar de Cleopatra, desde la perspectiva occidental que se ha desarrollado a partir de textos oficiales históricos, así como de elementos de la literatura e incluso, del cine, es comprender la vida y obra de una figura femenina destacada para el mundo y el legado del Antiguo Egipto.

Ante esto, Cleopatra ha sido llevada al cine en repetidas ocasiones, partiendo de la concepción occidental sobre su vida, causando así que Hollywood haya encumbrado su figura a mediados del Siglo XX y más de una actriz la haya personificado, con distintos resultados en cada caso.

¿Quién fue Cleopatra?

Cleopatra VII Thea Filopátor, su nombre en griego antiguo, y romanizado como Kleopátra Philopátor, nació en el año 69 antes de Cristo y murió entre el 10 y el 12 de agosto del año 30 a. de C.

Cleopatra fue la última gobernante de la dinastía ptolemaica del Antiguo Egipto y le sobrevivió como faraón su hijo Cesarión. Fue diplomática, comandante naval, lingüista y escritora de tratados médicos. Era descendiente de Ptolomeo I Sóter, fundador de la dinastía, un general grecomacedonio de Alejandro Magno.

Tras su muerte, Egipto se convirtió en provincia del Imperio romano, lo que marcó el final del período helenístico que se había iniciado con el reinado de Alejandro (336-323 a. C.). Su lengua materna era la koiné griega, aunque fue la primera soberana ptolemaica en aprender el idioma egipcio.

Cleopatra en la literatura y cultura popular

En la Gran Bretaña victoriana, Cleopatra estaba asociada a muchos aspectos de la antigua cultura egipcia y su imagen se utilizó para comercializar diversos productos para el hogar, como lámparas de aceite, litografías, postales y cigarrillos.

En la literatura de ficción de la época, surgieron textos como 'Cleopatra' (1889), de H. Rider Haggard, y 'Une nuit de Cléopâtre' (Una noche de Cleopatra, 1838), del francés Théophile Gautier; estos describían a la reina como una oriental sensual y mística, mientras que 'Cleopatra' (1894), del egiptólogo alemán Georg Ebers, se basaba más en la precisión histórica de su vida.

En contraparte, el dramaturgo francés Victorien Sardou y el irlandés George Bernard Shaw pusieron en escena obras sobre Cleopatra. De igual forma, espectáculos burlescos como 'Antony and Cleopatra', de F. C. Burnand, ofrecían una imagen satírica relacionando a la reina y el entorno en el que vivía con la edad moderna.

El 'Antonio y Cleopatra' de Shakespeare fue considerado un canon literario en la época victoriana. Por otra parte, Aleksandr Pushkin popularizó las afirmaciones del historiador romano del siglo IV Aurelio Víctor, quien afirmó que Cleopatra se había prostituido entre hombres que pagaban por el sexo con sus vidas.

Cleopatra también fue apreciada fuera del mundo occidental y del oriente medio, pues Yan Fu, erudito chino de la dinastía Qing, escribió una extensa biografía sobre ella.

Desde el cine de Méliès al de Hollywood

'Cléopâtre', de Georges Méliès, fue creada como una obra de terror de cine mudo y estrenada en 1899; ésta fue la primera película que plasmó el personaje de Cleopatra.

Luego de esto, el cine de Hollywood en el siglo XX la mostró con claras influencias de los mencionados relatos victorianos, mismos que delinearon a una reina egipcia que fue interpretada en 1917 por la actriz Theda Bara en 'Cleopatra'. Luego llegó Claudette Colbert en 1934 y, la más conocida en el mundo, Elizabeth Taylor con su Cleopatra de 1963, esa misma que fue galardonada en los Premios Oscar y donde Richard Burton dio vida a Marco Aurelio.

Fue entonces, desde la versión de Theda Bara, que la visión expuesta de Cleopatra se ciñó a cánones que sexualizaron su figura, dando la clara idea de que ella fue uan mujer abierta, peligrosa, de poco confiar y con actitud altivas.

En el caso de la versión de Claudette Colbert, fue usada como un "gancho" para vender productos con temática egipcia, algo que llamaba la atención de las mujeres de esa época.

Con Liz Taylor, se aprovechó la figura de Cleopatra y la belleza especial de Taylor para que las revistas femeninas de la década de los años 60 le usaran como guía de una mujer que se maquillaba bien, que usaba ropa o joyas, peinados de estilo "egipcio" tal como se la visión occidental se empeñó en colocar a Cleopatra y Nefertiti.

Para finalizar, en la actualidad existen más de 40 películas relacionadas a Cleopatra y su historia e impacto femenino. De igual forma, hay más de 200 obras de teatro, novelas y otros tantos más de óperas y ballets.