ESPECTÁCULOS

Yo soy Betty, la fea: ¿Por qué la seguimos viendo si se estrenó hace más de 20 años?

La serie cuenta con una importante cantidad de fans que ama u odia a los personajes y que muy probablemente ha visto el programa más de una vez

Foto: RCN
Por
Escrito en ESPECTÁCULOS el

La producción colombiana 'Yo soy Betty, la fea' conquistó a la audiencia con la historia de Beatriz Aurora Pinzón Solano, interpretada por Ana María Orozco, conocida como Betty, una inteligente pero poco "agraciada" economista que comienza a trabajar como secretaria de Ecomoda, una prestigiosa empresa, presidida por 'Don Armando', interpretado por Jorge Enrique Abello

La serie cuenta con una importante cantidad de fans que ama u odia  los personajes y muy probablemente ha visto el programa más de una vez. 

“Yo soy Betty, la fea” vio la luz por primera vez el 25 de octubre de 1999, misma que se ha posicionado como una de las mejores en Latinoamérica y el mundo. 

La producción colombiana cuenta con cerca de 30 adaptaciones y es considerada la telenovela más exitosa de todos los tiempos. 

El libreto fue escrito por Fernando Gaitán, quien le dio profundidad. Asimismo, Gaitán escribió otras telenovelas que también resultaron con mucho éxito en la televisión, tales como “Café con aroma de mujer” y “Francisco el matemático”

¿Qué ha hecho inolvidable a esta famosa serie? 

Los personajes 

Betty y el “cuartel de las feas” han sido los personajes más importantes de la historia. 

Son mujeres que están fuera de los estereotipos de lo femenino: Una madre soltera, otra de la tercera edad, una con sobrepeso, entre otras. 

No solo las mujeres tienen un aporte a la serie, también el mejor amigo de Betty, Nicolás Mora es un personaje fuera de los estándares de belleza de los hombres.  

Un factor importante dentro de la serie es el humor. 

Algunos de los mejores momentos son las ensoñaciones en las que la protagonista, se imagina en un restaurante de lujo y bailando en medio de la pista, entre muchas otras que se van desarrollando a lo largo de la historia. 

Así como los chistes en referencia a la autocrítica de lo estético de la protagonista y su mejor amigo. 

Betty

Después de su decepción amorosa con ‘Don Armando’, Betty decide irse de viaje en donde encuentra su valor como persona y de regreso a Bogotá toma la presidencia de ‘Ecomoda’. Una de las frases más icónicas del regreso de Betty es: “La cabecera de la mesa está donde yo esté sentada”, el personaje principal usa esta frase ante quienes quieren restarle importancia a su nuevo puesto. 

La Transformación

Una de las situaciones más importantes en la telenovela es cuando después de todo por lo que ha pasad la protagonista, es ayudada por “Doña Catalina” para cambiar su imagen. 

Betty cambia de manera gradual y discreta sin sacrificar su esencia acompañado de un crecimiento personal.

Hasta el momento "Yo soy Betty, la fea" ha sido una de las series más vistas en diferentes plataformas e incluso ha sido repetida en la la televisión. 

Al finalizar la serie se realizó una adaptación al teatro en la que se cuenta la historia después del desenlace de la telenovela. 

 

EFVE