DOS BOCAS

Infiltrados y provocadores en la protesta de Dos Bocas, dice la Secretaría de Energía e ICA

La titular de la Secretaría de Energía aseguró que la mayor parte de los trabajadores no participaron en la trifulca

ECONOMÍA

·
Este martes, un sector trabajadores de la empresa ICA Flour pararon labores. Foto: CUARTOSCURO

La Secretaría de Energía (SE) y la empresa ICA Fluor aseguraron que detrás de las protestas y el paro de trabajadores en la refinería de Dos Bocas hay infiltrados y provocadores.

Incluso, coincidieron en que está en se han cumplido con las obligaciones patronales, salariales y de seguridad social de los empleados en la construcción de esta refinería, una de las obras emblemáticas de la 4T.

“Elementos de seguridad de la Guardia Nacional y la Secretaría de Marina resguardan las instalaciones federales para proteger a los trabajadores ante las protestas y provocaciones que se han presentado, organizadas por algunas personas no identificadas ni reconocidas en el contrato colectivo de trabajo que se tiene con la empresa”, dijo la empresa constructora.

Por su parte, la titular de la SE dijo que un "grupito" de entre 10 y 12 personas que con violencia, provocaciones intentaban tener alguna diferencia con el sindicato que está trabajando en ese sección de la refinerñia

Nosotros en todo este tiempo, añadió Rocío Nahle, hemos trabajado con orden, todas las empresas tienen el mismo tabulador: “es un pleito entre líderes, es entre líderes”.

Al salir de Palacio Nacional, Rocío Nahle aseguró que el saldo era de tres personas detenidas, ningún herido de gravedad, y “los trabajadores van a reanudar” labores.

También negó que no se les quiera pagar las horas extras como alegan los supuestos trabajadores de la refinería.

Es mentira, cuando hacen el dobleteo, así le llaman el turno las empresas les pagan el doble, pero son 10 personas que están con esto y que no vamos a permitir que haya un desorden.

“No vamos a permitir que un grupito con una intención particular o de beneficio particular afecte una obra tan importante que le está dando empleo de 100 mil personas en forma directa o indirecta en el país”, reiteró.

Agregó que seguirán los trabajos en la refinería Dos Bocas, pues hay más de 25 mil trabajadores adentro y “este fue un problema de 300 o de 200” que son los que están en un paquete de la obra. En ese sentido, explicó que los trabajadores que estaban en paro no eran los 5 mil como se informó inicialmente.

La refinería se construye en Tabasco.

“Ni represión ni uso de la fuerza pública en Dos Bocas”: Jesús Ramírez

El vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas aseguró que el conflicto laboral en la refinería de Dos Bocas, Tabasco se debe a una disputa sindical y que el gobierno federal no avala la represión, ni el uso de la fuerza pública.

En entrevista posterior a su participación en la instalación de la coordinación temática de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la fracción parlamentaria de Morena en la Cámara de Diputados, el funcionario fue cuestionado sobre el enfrentamiento entre trabajadores de la empresa ICA Flour y policías locales, que dejó personas lesionadas. 

Al respecto, sostuvo que se trata de una disputa entre sindicatos en la que el gobierno federal no tiene injerencia. 

“Hay una disputa sindical, no es una disputa con la empresa, sino es de un sindicato contra la titularidad de otro y lo lamentamos. No queremos la violencia, respetamos las protestas laborales”, sostuvo. 

En este contexto, Ramírez Cuevas aseguró que los trabajadores que laboran en una de las mega obras prioritarias del presidente Andrés Manuel López Obrador, tienen las mejores condiciones para ejercer su trabajo. 

“Los trabajadores de Dos Bocas todos reciben las mejores condiciones de trabajo posibles, salarios dignos, prestaciones y esa es la obligación que tienen todas las empresas que trabajan en las obras del Gobierno”, aseguró el vocero presidencial. 

Dijo que se debe investigar cuál es el origen del conflicto, pero aclaró que el gobierno federal está en contra de cualquier acción represiva.

“Nosotros no estamos ni por la represión ni por el uso de la fuerza pública contra la gente… ahí hay que ver que el origen no lo provocamos nosotros como Gobierno, sino que es un asunto interno de ICA Fluor”, recalcó.

Lo anterior luego de que alrededor de 5 mil empleados de la empresa ICA Flour mantenían tomadas las instalaciones de la refinería en exigencia de mejores condiciones laborales, por lo que elementos de la Marina intervinieron lanzando bombas de gas lacrimógeno, que dejó como saldo  personas lesionadas.  

Con información de Elia Castillo e Iván E. Saldaña

alg