Casi un millar de grafitis en zonas rupestres han sido retirados por el INAH

En conferencia virtual, restauradores insistieron en la necesidad de crear lazos de corresponsabilidad en el combate contra el vandalismo en las zonas rupestres

Casi un millar de grafitis en zonas rupestres han sido retirados por el INAH
El grafiti en pinturas rupestres es combatido por el INAH. Foto: Especial

Para los expertos que investigan y preservan el patrimonio gráfico rupestre de México, uno de los principales retos de conservación está en la remediación de daños de origen antropogénico causados por actos de vandalismo sobre este tipo de elementos culturales, los cuales durante siglos o milenios han sorteado el intemperismo.

Así lo ha informado el arqueólogo Moisés Valadez Moreno, organizador del II Coloquio Virtual ‘Boca de Potrerillos’ sobre investigación, conservación, protección y gestión de sitios con manifestaciones gráfico-rupestres, desarrollado por el Centro INAH Nuevo León y transmitido por el canal INAH TV en YouTube.

Reducen daños por vandalismo

Un caso relevante en este ámbito es el de Cueva Ahumada, un sitio de arte rupestre ubicado en el municipio nuevoleonés de García, donde especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) han conseguido reducir los daños de tales actos mediante el retiro, a lo largo del último lustro, de casi un millar de grafitis en los distintos segmentos del abrigo rocoso que albergan pinturas rupestres y las rocas exentas con petrograbados.

“Grafiti llama a grafiti, de igual modo que una pared limpia llama a mantenerla así”, dijo el especialista al coincidir con la responsable del Programa Nacional de Conservación de Patrimonio Gráfico-Rupestre, Sandra Cruz Flores.

Detallaron además que los trabajos de conservación y restauración se han enfocado en eliminar los grafitis más grandes y llamativos, lo que ha contribuido a que tales actos sean menos recurrentes en los últimos años. 

FAL


Compartir