CORPORATIVO

Impacto del e-commerce

Newmark estima que la demanda de espacios industriales a raíz del comercio electrónico continuará al menos por los próximos 24 meses

OPINIÓN

·
Rogelio Varela / Corporativo / Opinión El Heraldo de México

El sector inmobiliario encara una demanda de espacios industriales de empresas especializadas en comercio electrónico.

El impulso creció con la pandemia, pero a decir de Newmark seguirá presentando una tendencia creciente en los siguientes 24 meses. Este comportamiento responde a los cambios en los hábitos de consumo del mexicano para adquirir bienes y productos en línea que usualmente se compraban en el piso de ventas o en comercios especializados.

Para Newmark, cuyo presidente en México y director regional para América Latina es Giovanni D´Agostino, ante el boom del comercio varias firmas han tenido que reconfigurar sus operaciones pasando del just-in-time al just-in-case, debiendo estar preparadas para mantener una óptima operación que permita conservar, e incluso mejorar, los niveles de satisfacción de los consumidores finales.

La mayor demanda de espacios industriales se registra en la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Tijuana, Ciudad Juárez, el Bajío y algunas plazas del sureste como Mérida o Villahermosa, así como la zona aledaña al nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en el Estado de México.

Este crecimiento ha traído retos para los desarrolladores de naves industriales, ya que los usuarios buscan que sean de última generación, altura libre de por lo menos 10 metros y los mejores accesos, seguridad, diseño de rutas críticas por cuestiones de desplazamiento y tránsito.

Jorge Fabris, encargado de la parte Industrial de Newmark, dice que las empresas buscan una mayor área para estacionamiento de transporte pesado (drop lot), que las instalaciones permitan ahorros en energía eléctrica y que tengan cierto grado de sustentabilidad, además de encontrar parques o centros logísticos para ubicación de última milla.

LA RUTA DEL DINERO

Le comentaba ayer de la importancia de tener un abasto oportuno y suficiente de fertilizantes ante un escenario incierto en torno al conflicto entre Rusia y Ucrania. Pues bien, le informó que la consulta indígena en Sinaloa para decidir la construcción de una planta de fertilizantes con inversión de cinco mil 500 millones de dólares avanza. En dicha gestión participa el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) de Adelfo Regino Montes; la Secretaría de Gobernación, de Adán Augusto López; y la Semarnat, de María Luisa Albores. Tan es así que las labores informativas se intensifican entre los 12 mil 500 yoreme-mayo de la región. Así, los espacios para intercambiar opiniones y generar diálogo han llegado incluso a San Miguel Zapotitlán, donde también se calcula favorecer a los pobladores tanto con la derrama económica como con los planes de saneamiento medioambiental que ha diseñado Gas y Petroquímica de Occidente (GPO), al tiempo que este proyecto se convertirá en un soporte para avanzar a la autosuficiencia de fertilizantes en el campo, una bandera más de la 4T.

POR ROGELIO VARELA
ROGELIOVARELA@HOTMAIL.COM
@CORPO_VARELA

CAR

 

SEGUIR LEYENDO:

Sader y los fertilizantes

Salud cambia reglas

Mediciones parciales