CIUDADES SUSTENTABLES

PET y Ciudades Sustentables

Es necesario involucrar a la industria de consumo para que asuma su responsabilidad y participe en la tarea de hacer circular la vida de los plásticos y ayuden en la tarea de reúso

OPINIÓN

·
Vidal Llerenas / Ciudades Sustentables / Opinión El Heraldo de México

Recientemente, la OCDE publicó su revisión global y recomendaciones de política con respecto al tema de los plásticos. El principal hallazgo es que actualmente la mayor cantidad de ellos no tienen un ciclo de vida circular, pero, al mismo tiempo, la producción de estos se ha duplicado en lo que va del siglo. Solamente 9 por ciento de los plásticos son reciclados, 19 por ciento,  incinerados, 50 por ciento van a vertederos sanitarios establecidos (muchos de ellos al cielo abierto) y el resto, es decir poco más de 20 por ciento están en tiraderos irregulares, se queman en espacios abiertos o simplemente se quedan en las calles y en medios ambientes naturales, como en los mares y las selvas.

Esto es, el mayor problema en el tema de plásticos es el manejo de los residuos. La producción global de plásticos que utilizan material reutilizado se ha duplicado en las últimas dos décadas, pero continúa siendo de solamente 6 por ciento del total, a pesar de enormes avances en términos de la innovación de materiales. Por cierto, México ha sido especialmente exitoso en el reciclaje del PET, utilizado mayoritariamente por la industria refresquera.

Soluciones como gravar a envases no reciclados y obligar a incrementar el contenido de materiales reutilizables en los mismos, puede ayudar a lograr el propósito de reducir la huella de carbono y reducir los problemas de contaminación de los plásticos, pero siempre será indispensable mejorar de manera muy importante la capacidad de manejo de residuos para captar adecuadamente el material ya utilizado, con la finalidad de ampliar su ciclo de vida en nuevos envases o en otros materiales útiles.

Las ciudades pueden hacer mucho en ese sentido. Es necesario, por supuesto, involucrar a la industria de consumo para que asuma su responsabilidad y participe en la tarea de hacer circular la vida de los plásticos, para construir con la sociedad prácticas que ayuden en la tarea de reúso y a la de disminución de su uso, pero también para invertir y organizar la infraestructura necesaria para la separación de los residuos de éstos. Esto es, sin separación y recolección de plásticos simplemente no será posible incrementar el porcentaje de envases que se fabrican con material reutilizado. Eso va a ayudar a alcanzar varios objetivos, por supuesto, el que no estén en las calles y en el medio ambiente natural, el que no contribuyan a generar partículas suspendidas en la atmósfera, pero también a reducir la huella de carbono, ya que la producción de plásticos con materiales vírgenes genera 3.4 por ciento de las emisiones de gases de carbono.

En México es urgente incrementar las inversiones en plantas de separación, así como establecer regulaciones para que la separación sea una práctica obligatoria en los centros urbanos, así como plantear metas concretas en esa tarea. Brasil, por ejemplo, pasó de administrar solamente  30 por ciento de sus desechos sólidos por medio de plantas de separación en el año 2000, a 60 por ciento en 2019. No sorprendentemente, la Ciudad de México es en nuestro país, la única entidad federativa que cuenta con un plan integral de manejo de residuos, con metas e indicadores, pero también con inversiones innovadoras, como la planta de separación de Azcapotzalco, que permite separar composta, obtener materiales útiles para la industria de consumo y el resto, utilizarlo como combustible sólido para la cementera. Eso permite reducir la cantidad de residuos que se envían a vertederos del Estado de México y Morelos, lo que también implica menor huella ambiental y costo. El resto de las ciudades del país tienen la responsabilidad, pero también la oportunidad, de desarrollar soluciones al tema de la separación, especialmente de plásticos, con distintas modalidades, en las que la industria debe asumir el compromiso de ampliar el ciclo de vida de los plásticos puede y quiere participar. Es también una alternativa para atraer inversión, generar empleo e innovación tecnológica a lo largo del país.

POR VIDAL LLERENAS
LLERENASVIDAL@HOTMAIL.COM
@VIDALLERENAS

CAR

Sigue leyendo:

Sí en mi patio

AIFA Para Tod@s

Ciudades, medio ambiente y economía circular