LA ENCERRONA

La salud en México

Se trata de una preocupación genuina que data desde el imperio mexica y que llega hasta nuestros días, como un derecho universal

Adriana Sarur / La Encerrona / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Hablar del sistema de salud en México es remontarnos hasta el imperio mexica, pues está documentado que desde la época prehispánica existían personas dedicadas al cuidado de la salud y de la orfandad de manera institucionalizada.

Luego, en la colonia, los conquistadores, en conjunto con los frailes, crearon casas de salud y de beneficencia, siendo el Jesús Nazareno el primer hospital de la Nueva España, también denominado De La Purísima Concepción, fundado por Hernán Cortés y dirigido por Fray Bartolomé de Olmedo en 1524, oficialmente el hospital más antiguo del continente, con 20 camas para hombre y 11 para mujeres. 

Ya en tiempos del México independiente, el tres veces presidente de México, Anastasio Bustamante, mandó suprimir el Real Tribunal del Protomedicato y en su lugar estableció una junta denominada Facultad Médica del Distrito Federal, donde asumió todas las atribuciones. Así fue hasta las Leyes de Reforma, del presidente Benito Juárez que creó el Consejo Superior de Salubridad, el cual estaría integrado por tres médicos, un farmacéutico y un químico. Donde su misión primordial fue vigilar la correcta práctica del ejercicio de la medicina y que, posteriormente, se le dio cuerpo jurídico con la Ley General de Salud, sin embargo, no fue hasta 1983 que el derecho a la salud fue elevado a rango constitucional. 

En nuestros días, el sistema de salud se ha complejizado, pues mantenemos un entramado híbrido, la parte pública contenida en la Secretaría de Salud con 13 instituciones nacionales (Cancerología, Cardiología, Nutrición, Enfermedades Respiratorias, Geriatría, Neurología, Medicina Genómica, Pediatría, Perinatología, Psiquiatría, Rehabilitación, Instituto Nacional de Salud Pública y Hospital Infantil. Asimismo, forman parte de la Secretaría de Salud, los hospitales federales de referencia como el Hospital de la Mujer, el General de México, el Dr. Manuel Gea González, el Juárez; así como los hospitales regionales de alta especialidad), el ISSSTE, para los trabajadores de la administración pública federal, y el IMSS.

También está el sistema de salud privada, una red de hospitales, clínicas y laboratorios bastante amplia, pues consta de 28.6 hospitales por cada millón de habitantes, en contraparte del sistema público con sólo 11.4 en la misma proporción demográfica.

Así, la pandemia ha puesto a prueba tanto al sistema de salud, al gobierno y, sobre todo, a los mexicanos. 

Hoy, a casi año y medio de estar inmersos en la emergencia sanitaria, acercamos la lupa a nuestra red hospitalaria, médicos y todo el personal de salud, para identificar los retos venideros, no sólo dentro de una pandemia, sino en la normalidad, y poder mantener la visión de la salud como un derecho humano llave que permite acceder en plenitud de goce y disfrute de otros derechos.

POR ADRIANA SARUR
ADRIANASARUR@HOTMAIL.COM
@ASARUR

PAL