COLUMNA INVITADA

Cultura cívica y democracia

Giovanni Sartori decía que la democracia no puede entenderse únicamente como la entrega de las voluntades de la mayoría a un único mando o gobierno

Salvador Guerrero Chiprés/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Giovanni Sartori decía que la democracia no puede entenderse únicamente como la entrega de las voluntades de la mayoría a un único mando o gobierno. Es fundamental que incluya principios, valores, diversidad y la visión de las distintas comunidades de manera equitativa, precisaba. Esto implica representatividad de acuerdo a su peso comunitario que en elecciones es el peso de sus votos, hemos convenido desde las reformas de los años 90. 

La violencia en la víspera ha dañado a los partidos, prácticamente sin excepción, y en entidades gobernadas por los adversarios al partido predominante tanto como por sus defensores. No se necesita una tesis de doctorado o una investigación muy elaborada para saber que los perpetradores son quienes se oponen al sistema de competencia electoral y que con alta frecuencia implican alianzas entre profesionales del crimen y políticos corruptos.  

Guanajuato, Veracruz y Sonora son una muestra representativa de la diversidad de responsabilidades de actores institucionales con insuficiente presencia institucional.  

La violencia busca difundir incertidumbre, manifiesta una brutal definición de fronteras políticas en el sentido de comunidades que declaran su identidad criminal ante quienes perciben como amenaza y solamente puede ser contenida en el mediano plazo con el voto masivo en todos los espacios donde se ha generado. 

Garantizar la seguridad es garantizar la participación. Incluso la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, consideró que el mayor riesgo al proceso electoral es la actividad de grupos del crimen organizado, especialmente fuera de los centros urbanos. Hay, sin embargo, un peligro mayor derivado del primero: que las y los ciudadanos no sientan la confianza, la disposición cívica para la búsqueda de información, si no de las propuestas de gobierno, al menos apertura para conocer los perfiles de los abanderados en tanto encarnación, real o simulada, de alternancia. 

¿Cómo construir esa certidumbre ante un contexto complejo a unos días de las elecciones? Hay que fortalecer la confianza con los organismos electorales, ciudadanos y los institutos políticos, a pesar de la eventual presencia de sus esquemáticas autorepresentaciones. Los debates en general, han sido apenas regulares. 

En el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, por ejemplo, promovimos una alianza con el Instituto Electoral de la Ciudad de México desde marzo. Los mensajes hacia la ciudadanía van dirigidos a respetar las ideas, informarse y acudir a las casillas, aceptar el llamado a incluirse como vigilantes ciudadanos del proceso. La seguridad y la investigación para castigar su criminal ausencia es indispensable.  

Con nuestro voto hacemos escuchar y valer nuestra voz. Es el momento y la oportunidad de refrendar el cambio de régimen iniciado en 2018 o de apostar por su bloqueo. Alternativa clara. 

POR SALVADOR GUERRERO CHIPRÉS
PRESIDENTE DEL CONSEJO CIUDADANO PARA LA SEGURIDAD Y JUSTICIA DE LA CIUDAD DE MÉXICO 
@GUERREROCHIPRES

MAAZ