Solo las vacas no cambian de opinión

Los acuerdos relacionados al outsourcing que están próximos a ser votados por el Congreso se basan en la opinión difundida y construida de que es una vía para evadir responsabilidades de los patrones para con los trabajadores y el Estado

Solo las vacas no cambian de opinión
Óscar Sandoval / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

Dice el dicho popular que es de sabios cambiar de opinión, y, ¿de criterio?,es de mexicanos. Ahí esta la trampa en la que caemos una y otra vez los ciudadanos frente a los políticos y con ello, de paso, atoramos a la economía. Ejemplos sobran, analicemos algunos.

En la ida y vuelta de declaraciones entre la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y el Presidente del INE, Lorenzo Córdova, ambos juegan entre la opinión, las “consideraciones” y el criterio con el que deben actuar las autoridades y el árbitro autónomo.

Parecería que el discurso de la Ministra fue escrito por alguno de sus colaboradores que ha vivido con el sueño frustrado de ser consejero electoral y de ejercer voz y voto.

El resultado, tan imperceptible en lo inmediato como la frontera entre opinión y criterio, es la erosión del proceso electoral a partir de generar un ambiente que dé vida a los argumentos del partido en el poder en el corto plazo, por ejemplo, las manifestaciones sobre la resolución de la candidatura de Félix Salgado; y en el mediano, el resultado de la jornada electoral.

Los acuerdos relacionados al outsourcing que están próximos a ser votados por el Congreso se basan en la opinión difundida y construida de que es una vía para evadir responsabilidades de los patrones para con los trabajadores y el Estado.

Poco o nada se ha hablado de que ese esquema ha sido fundamental para la viabilidad financiera de muchas Pymes y la posibilidad de que estas ofrezcan empleo.

En este caso la opinión, certera en el hecho, pero errónea en la generalización de que ha habido abusos y de que solo sirve para ello, puede más que el criterio sobre la realidad económica consecuencia de la pandemia y otras circunstancias.

#Ojo la crisis #Covid19 tiene como característica que no se siente de golpe, pero se siente. Las empresas, en especial los grandes corporativos, han reducido drásticamente sus presupuestos consecuencia del confinamiento. Lo seguirán haciendo ahora como resultado de los acuerdos que los organismos empresariales han hecho con el Gobierno. El dinero de algún lado tiene que salir.

Ambos, la elite corporativista económica y el Gobierno de México olvidan que las Pymes también somos pueblo de México. Dura realidad sobre todo porque ponen a prueba, una vez más, el espíritu de supervivencia sobre el de superación y crecimiento empresarial.

La frontera entre informar y hacer campaña desde la #Mañanera es también un limbo entre la opinión y el criterio. El despliegue sobre la forma en la que en el se emitió información para manipular a la opinión pública no es diferente a lo hecho por el Presidente ayer, bajo el argumento de que la diferencia es que ahora se dice la verdad. Aquí es donde debe prevalecer el criterio y saber diferenciar entre información necesaria para gobernar y aquella útil para el proceso electoral.

Pasa lo mismo con el tema del comprensible error humano en relación con la jeringa vacía y la vacunación. La opinión de que pudo ser un montaje y que, al parecer, fue un tema de nerviosismo y capacitación, puede más que el criterio de preservar la vida.

Desafortunadamente los ejemplos abundan. El mal actuar del pasado justifica el actuar presente bajo la bandera de la honestidad de uno. Así, México se juega la vida entre la opinión, el criterio y la facilidad con la que los mexicanos aceptamos que lo que antes era suficiente para pedir la cabeza de los gobernantes, hoy lo es para ejecutar cualquier acción de gobierno.

Por ÓSCAR SANDOVAL
CONSULTOR, SOCIO DE 27 PIVOT
OSANDOVALSAENZ@27PIVOT.COM
@OSANDOVALSAENZ

PAL


Compartir