La vacunación para enfrentar la pandemia

Mientras la Organización Mundial de la Salud ha solicitado más estudios y datos sobre el origen del SARS-CoV-2 y confirma que todas las hipótesis sobre su origen están abiertas

La vacunación para enfrentar la pandemia
Guadalupe González / Nuevos Entornos/ Opinión El Heraldo de México

Mientras la Organización Mundial de la Salud ha solicitado más estudios y datos sobre el origen del SARS-CoV-2 y confirma que todas las hipótesis sobre su origen están abiertas, se conoce que el mecanismo COVAX impulsado desde la ONU tiene retrasos que afectan la campaña global de vacunación.

La inclusión y la coordinación en toda la cadena involucrada se requiere para que perdure el esfuerzo ante los retos territoriales y de articulación regional. La proximidad se ha colocado como un nuevo desafío para la articulación e integración en la región latino-caribeña.

Y ahí el papel de las organizaciones sociales está tomando una relevancia cada vez mayor, gracias a la colaboración de quienes han decidido cooperar ante la emergencia y responder compartiendo sus capacidades institucionales de manera voluntaria, cada una desde sus facultades, como lo son organizaciones, redes educativas, microempresas, mediano o largo tamaño, para responder y personas individuales.

Pero al mismo tiempo, también contribuyen con voces que insisten en que para que se logre el objetivo de reducción del impacto de la pandemia es necesario que la estrategia de vacunación e información al respecto llegue hasta los últimos rincones de la región. 

Los retos colaterales asociados a los diseños, capacidades de obtención y distribución de la vacuna representan un punto de atención, condiciones que, según los expertos y observadores, es necesario considerar en los programas y acciones que se realizan para la vacunación preventiva de la enfermedad asociada al nuevo coronavirus que azota ya en su segundo año.

Una de ellas, el de las vulnerabilidades en las capacidades gubernamentales, como la corrupción y la falta de equidad en las políticas públicas, alerta el movimiento social Amnistía Internacional en la publicación “Las vacunas en las Américas: Diez imperativos de derechos humanos para garantizar la salud a todas las personas” del 25 de marzo de este año. 

Del examen de los planes de vacunación de 17 países de América Latina y El Caribe, proponen recomendaciones a gobiernos y empresas involucradas, destacando el contexto del diseño de los planes de vacunación y la escasez mundial de suministros de vacunas,

Se indica que de los 13 países de la región que hicieron públicos los programas nacionales de vacunación, muy pocos habrían consultado a expertos, comunidades y sociedad civil cuando la fase de diseño, o no habrían tomado en cuenta a las poblaciones de riesgo de manera a personas en movilidad como refugiados y migrantes, aunque varios si incluyeron a los pueblos indígenas.

Las dificultades para lograr el alcance territorial requerido y las diferentes olas de contagio siguen colocando retos llenos de claroscuros y experimentación. En un año en el que, además, se celebran 10 procesos electorales para autoridades que están participando directamente en el proceso de vacunación regional. Un reto extraordinario.

Mientras continúan las olas de la pandemia, COVID representa por ahora una de las cuestiones a atender más importantes para el sistema de prevención de enfermedades altamente peligrosas en el siglo XXI. 

POR GUADALUPE GONZÁLEZ
*CATEDRÁTICA UNIVERSITARIA

maaz


Compartir