Generar contrapesos

El calendario electoral no espera ni se detiene aunque estemos en el marco de la pandemia

Generar contrapesos
Adriana Sarur / La Encerrona / Opinión El Heraldo de México

“La democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre. Con excepción de todos los demás”. Winston Churchill

El calendario electoral no espera ni se detiene aunque estemos en el marco de la pandemia. En esta ocasión el país vivirá la jornada electoral más grande de la historia, pues el INE uniformó las elecciones en casi todas las entidades federativas, teniendo como resultado la elección a 15 gubernaturas, la renovación de la Cámara de Diputados -300 de mayoría relativa y 200 de representación proporcional-, 30 Congresos locales, mil 926 ayuntamiento y juntas municipales en 30 entidades, es decir, estarán en disputa más de 21 mil cargos públicos.

En este sentido, las elecciones del 6 de junio también serán las más grandes cualitativamente, pues en medio de la emergencia sanitaria, las crisis económica y de inseguridad, también estamos inmersos en la llamada Cuarta Transformación, donde el presidente López Obrador comienza a mostrar su cara más autoritaria con el uso político electoral de la vacunación, iniciativas de corte monopólico (como la Ley de la Industria Eléctrica), sus caprichos en la construcción de la refinería en Dos Bocas y el Tren Maya, proyectos que son poco amigables con el medio ambiente, así como el permanente debilitamiento de las instituciones.

Así pues, tendremos dos meses de campañas incesantes que inundarán los espacios televisivos, radiofónicos y, por supuesto, las “benditas redes sociales”. Como electores, la democracia nos dota de la herramienta más importante, premiar con nuestro voto a los partidos políticos y personajes que estén realizando un buen trabajo o, en su caso, castigar a aquellas personas que no lo han hecho bien, sufragando por alguien distinto. Es una oportunidad de poner un alto a decisiones que están en contra del bienestar de la sociedad y apostar por un mejor rumbo para el país. La ciudadanía tenemos ese poder. 

Estas elecciones son claramente plebiscitarias, estar con el partido de López Obrador u optar por un cambio. Aunado a las 15 gubernaturas en juego, -en las cuales según las encuestas Morena aventaja en diez estados-, la batalla estará en obtener la mayoría de escaños en la Cámara de Diputados y que hasta el día de hoy, también tiene ventaja el partido en el poder, incluso hay voces quienes dicen que podría tener mayoría calificada, lo cual sería peligroso para el país, pues la combinación de un titular del Ejecutivo con rasgos autoritarios más un Poder Legislativo sin los contrapesos adecuados, podría ser desastrosa. Otra de las claves en estos comicios electorales serán los Congresos locales, pues para aprobar reformas constitucionales se necesita la mitad más uno (17) de los estados y sabemos que el presidente sí tiene la intención de reformar nuestra Carta Magna.

El derecho (y obligación) de las y los ciudadanos es acudir a las urnas el próximo 6 de junio. Reflexionar acerca de las propuestas de las y los candidatos, valorar sus competencias, seguir las medidas de seguridad sanitaria y, sobre todo, coadyuvar a la generación de contrapesos, mismos que son deseables y necesarios para el fortalecimiento de la vida democrática de nuestro país. Tenemos la responsabilidad y la oportunidad de lograr que, en realidad, estas sean las elecciones más grandes de la historia de México.

POR ADRIANA SARUR
ADRIANASARUR@HOTMAIL.COM
@ASARUR

avh 


Compartir