COLUMNA INVITADA

La Superliga que nació muerta

Este proyecto no duró ni 3 días

Geru / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Esta semana se vivió un tumulto de esos que pocas veces se ven en el futbol contemporáneo. Una guerra de avariciosos contra avariciosos, tal cual. Un grupo de 12 equipos liderados por Florentino Pérez, contra la mafia que han armado las ligas y la UEFA. Situación que dejó en claro que lo que menos importa son los aficionados, poniendo al descubierto que lo único importante para los clubes y federaciones es el dinero. 

Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Manchester United, Manchester City, Arsenal, Tottenham, Liverpool, Chelsea, Juventus, AC Milan e Inter de Milan, conformaron ese grupo que intentó separarse de la UEFA y armar su liga de grandes. El banco JP Morgan sería la institución que financiaría esta Superliga, que repartiría grandes cantidades de dinero y solventaría la supuesta crisis financiera de estos clubes. Es necesario mencionar que el hombre que empezó con la destrucción de la UEFA, Michel Platini, fue uno de los asesores principales de este proyecto. 

Desde el otro frente, la UEFA y las Federaciones trataron de venderse como víctimas y como los salvadores del futbol. Amenazaron a quienes participaran en la Superliga con vetarlos de sus ligas locales, de las competencias internacionales y, a sus jugadores, de sus selecciones nacionales. Pero no hay que dejar de lado que también son participes de la situación actual del futbol, su respuesta a todo problema que se les presenta es agregar equipos a las competencias, sin considerar que sus planteamientos no funcionan y le restan prestigio a los torneos de élite. Esto, sin mencionar que se han hecho los ciegos con la manipulación del Fair Play financiero del PSG y Manchester City, mientras que han perseguido con lupa al AC Milan o al Inter. Las amenazas funcionaron, solo quedaron en pie el Real Madrid y el Barcelona (a medias). 

El tema no se va a corregir en un día, ni por dos días agitados, pero el mensaje tiene que entrar claro para todos: la UEFA y las federaciones tienen que ser más transparentes y buscar la manera de que no se pierda el interés, sobre todo de los aficionados más jóvenes. Sobrecargar el calendario no es la solución. Por otra parte, los clubes, especialmente los más ricos, deben encontrar la manera de administrar sus recursos y dejar de inflar el mercado. Está bien querer ser el mejor, pero sin romper con el espíritu del deporte; hoy por hoy vemos una brecha importante en las ligas, regularmente ganan los mismos 2 o 3 equipos (cuando mucho). 

Florentino Pérez está siendo el principal señalado, mostró al mundo que lo único que importa es el dinero. De los 12 clubes, sólo los merengues y el Barcelona pertenecen a varios socios, los demás pertenecen a dueños multimillonarios. Laporta anunció que los blaugranas no entrarían hasta tener el aval de los socios, sin embargo, no han anunciado que se bajan del torneo. Veremos en qué termina esto, mientras, esta ha sido una llamada de atención a los dirigentes, las cosas deben cambiar. Escuchen a los aficionados y recuperen nuestro futbol.

POR GERU
GERUCORREA@GMAIL.COM
@EL123PORMI

jram