COLUMNA INVITADA

A más de un año de la pandemia por COVID-19 ¿Dónde estamos?

A más de un año de haberse detectado el virus SARS-Cov2 en Wuhan China y del primer caso reportado en México en febrero del 2020, este brote se ha extendido por todo el mundo

OPINIÓN

·
Juan Manuel Lira / Columna invitada / Opinión El Heraldo de México

A más de un año de haberse detectado el virus SARS-Cov2 en Wuhan China y del primer caso reportado en México en febrero del 2020, este brote se ha extendido por todo el mundo. En los últimos días ha habido un incremento importante en el número de contagios a nivel global, países como Brasil, la India, EUA, Chile, Argentina, han reportado en la última semana su “tercera ola”, con las cifras más altas de contagios desde que se inició la pandemia. La SSA anunció un incremento de contagios en esta semana en al menos 10 estados, lo que parece apuntar hacia el “tercer repunte” de contagios en el país.  

¿Por qué hay más contagios? 

Existe una combinación de factores que están incrementando los contagios, pero dos son los más importantes: La aparición de nuevas variantes del virus y el “relajamiento” de las medidas de distanciamiento social. Las variantes británica y brasileña ya se han identificado en México, si bien estas variantes no son más mortales, si son más contagiosas y están afectando a población joven.  

En México se continúan haciendo pocas pruebas diagnósticas para identificar el virus de COVID-19, 9 por cada 100 mil habitantes. La tasa de positividad en los últimos 7 días en México es de 33.2 (de todas las pruebas realizadas cuantas dan positivas). De acuerdo con la OMS debería haber una tasa de positividad por debajo de 5 % durante al menos 14 días antes de relajar las medidas de distanciamiento social. 

México ocupa el tercer lugar mundial en muertes por COVID-19, sin embargo, de acuerdo al reporte de “exceso de mortalidad 2020-2021”, al 15 de marzo del 2021 se registraron 316,324 muertes acumuladas asociadas a COVID-19, 100 mil más de las reportadas oficialmente. En el personal de salud, México ocupa el primer lugar global con 3,534 defunciones reportadas a la primera quincena de abril. 

Aún no existe un tratamiento específico que cure la enfermedad por COVID-19. Tres tratamientos parecen ser los más prometedores para evitar la progresión mortal de la enfermedad: El Remdesivir (autorizado por la COFEPRIS para su uso de emergencia) los anticuerpos monoclonales y el plasma de convalecientes. 

La aplicación de las vacunas contra el COVID-19 es una de las estrategias de salud pública más importante para frenar la pandemia, ya que reducen el riesgo general de infección y ayudan a prevenir enfermedades graves. 

En México se han autorizado 6 vacunas para su uso de emergencia. Recientemente México anuncio la fase I de su vacuna denominada Patria. Hasta el 19 de abril se habían aplicado 14,240,830 dosis de vacunas, 3.0 % de la población está totalmente vacunada. El nivel de inmunidad para controlar la pandemia por COVID-19 es del 60-70% (inmunidad de grupo o rebaño), en México aún se esta lejos de este porcentaje. 

Al día de hoy nos encontramos con una pandemia por COVID-19 muy activa, los contagios y muertes están alcanzando picos máximos históricos y en México se ha iniciado el “tercer repunte” de contagios, la vacunación está aún lejos de ser una acción que pueda controlar este nuevo repunte que seguramente se dará por las nuevas variantes dominantes del virus y el “relajamiento” de las medidas de distanciamiento social, lo que invariablemente traerá una nueva presión para las instituciones de salud en nuestro país. 

JUAN MANUEL LIRA

EXTITULAR DE LA UNIDAD DE ATENCIÓN MÉDICA DEL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL

maaz