A propósito de nuestros datos

Esta categoría incluye aquellas bloqueadas en sitios web maliciosos y de phishing junto con servicios de correo electrónico basados en la web

A propósito de nuestros datos
Jaime Núñez / Al Mando / Opinión El Heraldo de México

Ahora que el tema de los datos biométricos está en el interés de todos, es oportuno recordar un informe presentado por la empresa de ciberseguridad Kaspersky a finales de 2019; en ese año se encontró que los datos biométricos se habían convertido en el nuevo blanco de los cibercriminales: durante el tercer trimestre de ese ese año, 37 por ciento de las computadoras ­–servidores y estaciones de trabajo– utilizadas para recopilar, procesar y almacenar datos biométricos y que tenían instalados productos de seguridad de la compañía, registró al menos un intento de infección de malware. Un análisis de las fuentes de amenazas, realizado por los especialistas de dicha empresa, demostró que Internet es el principal origen para los sistemas de procesamiento de datos biométricos.

Esta categoría incluye aquellas bloqueadas en sitios web maliciosos y de phishing junto con servicios de correo electrónico basados en la web. Roberto Martínez, analista senior de seguridad de Kaspersky, explicó que en la actualidad, los datos biométricos son utilizados para desbloquear dispositivos, registrar el ingreso a oficinas y hasta en trámites migratorios en aeropuertos de todo el mundo, pero, a diferencia de las contraseñas, si los datos biométricos se ven comprometidos, estos no se pueden restablecer, y quedan comprometidos para siempre. También existe el riesgo de que, en caso de una fuga de datos, estos puedan ser utilizados para robar la identidad de los usuarios.

NO ESTÁN LISTOS

Hace algún tiempo el presidente Andrés Manuel López Obrador, criticó duramente el trabajo que llevan a cabo distintos órganos autónomos, tal fue el caso del Instituto Federal de las Telecomunicaciones (IFETEL) que preside Adolfo Cuevas, incluso se llegó hablar sobre su posible extinción, pues bien, con esas vueltas que da la vida ahora el IFETEL será el encargado de resguardar y gestionar el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía (PANAUT), derivado de los cambios a la Ley Federal de Telecomunicaciones originados en el Senado de la República.

Tres cosas son claras; primero el ente regulador no cuenta con los recursos suficientes para llevar a cabo el almacenamiento de datos, Rafael Eslava, titular de la Unidad de Concesiones y Servicios del IFETEL me comentó en entrevista para Grupo Fórmula que la adquisición de un sistema de última generación con los más altos estándares de seguridad costaría 750 millones de pesos, ­–prácticamente la mitad del presupuesto autorizado para el órgano en 2021 que fue de mil 500 millones de pesos–.

El segundo son los seis meses que corren para emitir lineamientos y especificaciones en la captación y recopilación de la información, la cual estará a cargo de los operadores de telefonía móvil. Por último, el órgano regulador deberá estar atento a las decisiones judiciales que se tomen derivado de denuncias de usuarios inconformes con en el uso de sus datos personales.

POR JAIME NÚÑEZ
JAIME_NP@YAHOO.COM
@JANUP

dza


Compartir