UNA CHAIRA EN EL HERALDO

AMLO: Bateando sobre 300

AMLO alcanzó 66 por ciento de aprobación

Fernanda Tapia / Una chaira en El Heraldo / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Semana intensa, cómo de que no. Arranqué pegando de brincos porque mi Cabecita de Algodón alcanzaba 66 por ciento de aprobación, según Rodrigo Galván De Las Heras, director de De las Heras Demotecnia. Éste es el punto más alto de aprobación desde que comenzó la pandemia. 

Y curiosamente las familias encuestadas dijeron “estar en mejor situación que hace un año que empezó este despapaye”. 

Lo siento mis amores derechairos, yo sé que hay gente muy enojada, pero recuerden que AMLO sí voltea a ver a ese 70 por ciento del pueblo mexicano olvidado.

 ¿Qué la mayoría de éstos no sube a un avión? Por ende, sólo se oye la rechifla de quienes sienten haber perdido privilegios. 

Pero justo eso es lo que hizo tan significativa esta semana.

Le salió bien la entrevista con el Biden, lo hizo reír. Por ahí sé que Canadá y los gringos le querrán hacer calzón chino por ahí de abril para que bajemos de emisiones, por aquello de tener la ciudad más caliente del mundo: sí la CDMX. 

La neta si no nos mandan su mentada vacuna gringa que sólo protege 66 por ciento, ¡mejor por nosotros! Que con su pan se la coman. 

Ultimadamente qué 66 por ciento protege ¿de arriba para abajo o de abajo para arriba? Porque no sólo se constipa la nariz, también los intestinos. 

El acuerdo con Odebrecht fue otro de los puntos importantes y todavía se preguntan, incluso los grandes economistas: ¿cómo de administrar la abundancia, lograron destruir a Pemex, endeudarlo y hacernos dependientes? 

Pues a base de robos inimaginables. Y pensar que mi abuela fue de las que donó una medallita, la única que tenía para que Lázaro Cárdenas lograra su propósito. 

Y ya para cerrar la semana ... lograr la ley energética, sin duda fue uno de los grandes logros y promesas de campaña. Él mismo lo dijo: “cuando nos manifestamos en el Zócalo y calles y calles y calles de alrededor en contra de la reforma de Peña Nieto, ¡nunca se había reunido tanta gente!” 

Me cae que ni para oír a los Tigres del Norte. Y también dijo algo muy emotivo que pasó desapercibido en una mañanera de ombligo de semana. 

“¿Por qué las empresas extranjeras tienen ganancias en sus países de origen de 15 por ciento y llegan a México para tener 150 por ciento? 

¿Por qué los mexicanos debemos de pagar mucho más caros todos los servicios? Se entendería una ganancia razonable”, pero no eso. 

Y yo recalco señores derechairos. (Los de verdad ricos, no nada más los de meme en el Twitter, tienda de campaña en el Zócalo o blog de ardidos), los que en serio tienen privilegios en este país. 

¿Es necesario tanto? ¿Por qué generar empleos donde el CEO de la empresa, tiene un salario 300 veces más alto que quien la limpia?

 No me parece un buen negocio para ninguno de los mexicanos. No han entendido que no es rentable tener tanta gente empobrecida. 

No les conviene. Ni por su seguridad ni por justicia social. No dejen sus aviones, pero cierren un poco esas abismales diferencias en la calidad de vida de cada mexicana y mexicano.

POR FERNANDA TAPIA
DENUNCIAS@FERNANDATAPIA.COM 
@TAPIAFERNANDA

avh