A oscuras me da risa

Ahora los derechairos se rasgan las vestiduras fingiendo ser los grandes ecologistas

A oscuras me da risa
Fernanda Tapia / Una chaira en El Heraldo / Opinión El Heraldo de México

Los astros no nos favorecen y a lo mejor fue mercurio retrógrado quien mandó esa tormenta histórica de nieve a Texas, la situación es álgida.

Así como decían en los peores momentos de la Guerra Fría. Primero apelaré a la frase de… “ mal de muchos”, recordando la meca nevada en España y también que más de tres millones de personas siguen sin luz en Estados Unidos. Texas es el lugar más afectado y éso que eran la “capital energética”.

Si le rascan un poquito en internet van a encontrar montón de noticias de apagones en otros sexenios, por ejemplo en el de CalderRON.

Y me comentaba la directora de la Revista Fortuna, Claudia Villegas, que por aquellas épocas precisamente el problema se solucionó haciéndonos totalmente dependientes de Estados Unidos

Ahora los derechairos se rasgan las vestiduras fingiendo ser los grandes ecologistas y acusando al gobierno por echar mano de carbón y combustóleo, además de tres barcos de gas licuado (de plátano y sin canela) para enfrentar el desabasto.

Pero permítanme aclararles que si a un verdadero ambientalista le dan a elegir entre estas últimas tres opciones y gas natural, lo más seguro es que se santigüe ante todas.

Porque así como nos lo han vendido de “limpio y buena onda”, el gas natural se extrae por medio de fracking. Y éste se chuta nuestra agua. Me extraña que no estemos yendo a comprar costales de leña. Porque el leño, también calienta... ¡el BOYLER!

Y ahora, la aburridora cae nuevamente sobre Bartlet. “Que si hasta Conagua pronosticó la onda fría. Que por qué CFE no ha invertido en líneas de transmisión.

O en “ seguros”, que porque así debe hacerse”. Pero si nos remitimos a la historia y a los hechos, la verdad es que Pemex fue la caja chica de sabrá Dios cuántos políticos rateros.

Aún no se acaban de aclarar casos como Oceánica, Odebretch, ¿o para qué se construían cruceros de lujo por parte de Pemex? No es santo de mi devoción, pero Bartlet intentó renegociar los gasoductos en cuanto ocupó el puesto. No usábamos todo lo que nos estaban cobrando.

Enrique Ochoa, el priista que estaba a cargo de CFE se apuró a cerrar contratos con españoles, norteamericanos y uno que otro mexicano para construir gasoductos ¡aunque no tuvieran plantas adonde llegar!

Gasoductos que aún congelados y sin surtir gas siguen cobrando costos elevadísimos. No es que la administración actual esté peleada con las energías limpias (y el fracking no lo es), sino que éstas tienen que llegar a un buen acuerdo con las comunidades donde se implantan ¡y no costar un ojo de la cara!

Que quede claro quién construirá las líneas de distribución, desde esos productores independientes hasta la CFE. Y que no queden como muy generosos “haciendo donativos” que no lo son.

Y con la pena, no me gustan los combustibles fósiles, pero ante estas sorpresas del cambio climático, parece que no saldrán pronto del escenario. Y no lo pronosticó Mohni Vidente, sino mi Presidente.

 

POR FERNANDA TAPIA
DENUNCIAS@FERNANDATAPIA.COM 
@TAPIAFERNANDA

lctl


Compartir