Reforma migratoria: Un pantano político

Es un tema particularmente polémico en un país politizado y polarizado, pero que tiene a los inmigrantes como uno de sus mitos fundadores

Reforma migratoria: Un pantano político
José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de México

El presidente Joe Biden propuso la que podría ser la reforma migratoria de mayor impacto desde 1986, que de entrada, abriría un camino hacia la legalización de tantos como 11 millones de inmigrantes indocumentados.

Pero la medida, como todas las de su tipo a lo largo de los años, enfrenta grandes dificultades en el Congreso estadounidense, particularmente en el Senado, donde necesitará el absoluto apoyo de los 50 demócratas y de al menos 10 republicanos. 

La reforma migratoria es de enorme importancia política. Es un tema particularmente polémico en un país politizado y polarizado, pero que tiene a los inmigrantes como uno de sus mitos fundadores. Es además, una "piedra de toque" con la comunidad hispana, la mayor minoría étnica en el país.

Pero desde la reforma de 1986, el tema migratorio se ha convertido en un pantano político que ha llevado a estancamientos legislativos y decepciones. Y en ese sentido, Biden tiene una ventana de oportunidad de sólo dos años.

Biden y sus aliados creen que es el momento correcto. Según las encuestas de los últimos tres años, hay un ambiente favorable a la legalización de migrantes, en parte como reacción a las políticas xenofóbicas del gobierno de Donald Trump y los abusos de derechos humanos que provocaron.

Como muestra de la diferencia, la publicación Axios notó que el gobierno Biden usó términos que no puedan ser tomados como ofensivos, desde "no ciudadano" por "extranjero" a "individuo indocumentado" en lugar de "extranjero ilegal".

Para Axios, "los nuevos términos apuntan a una postura migratoria más acogedora del presidente Biden en general". De hecho, el demócrata decidió atenuar la agresiva política de deportaciones y forma de trabajo de autoridades migratorias. 

Pero desde ya, se asegura que la propuesta tiene pocas, si acaso, posibilidades de aprobación. En opinión de algunos analistas puede generar tal reacción que lleve a que los demócratas pierdan sus pequeñas mayorías en la Cámara (10 curules) y el Senado (un voto). Normalmente, el partido en el poder pierde lugares en el Congreso en las elecciones de medio término, que en este caso serán en 2022.

De entrada, los adversarios de Biden y de la legislación afirman –como han hecho en otras ocasiones– que una "amnistía" a los inmigrantes indocumentados será una invitación abierta a la llegada de más migrantes, al igual que una liberalización de la política de asilo.

Peor aún, algunos especialistas que creen en la importancia de la reforma migratoria son también escépticos sobre sus posibilidades de aprobación.

De acuerdo con Nolan Rappaport, un abogado especializado en legislación migratoria, los republicanos harán lo que sea para evitar que la ley llegue a concretarse. En su opinión la solución sería dividir la legislación en varias partes y comenzar por las partes menos polémicas, como la situación de los soñadores.

Pero como sea, no está fácil. 

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM 
@CARRENOJOSE1

avh 


Compartir