Militares en EU y su papel de vanguardia

Por primera vez en la historia estadounidense, dos mujeres tendrán papeles efectivos de alto mando en sectores de importancia para las FFAA

Militares en EU y su papel de vanguardia
José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de México

Las Fuerzas Armadas (FFAA) estadounidenses suelen ser la punta de lanza para cambios sociales en ese país, especialmente en términos de incorporación social, integración racial y ahora también de género.

Y por lo pronto, de acuerdo con reportes desde Washington, por primera vez en la historia dos mujeres tendrán papeles efectivos de alto mando en sectores de importancia para las Fuerzas Armadas: La transportación y las relaciones de defensa con América Latina.

Los nombramientos estaban listos desde noviembre, y según versiones de prensa, los mandos militares estaban de acuerdo en la promoción de dos mujeres, pero deseaban evitar que ambas designaciones, que incluye el ascenso a general de cuatro estrellas (el máximo es de cinco), quedaran sujetas al capricho del entonces presidente Donald Trump.

"En ese tiempo, para el secretario de Defensa, Mark T. Esper, y el general Mark A. Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, la parte complicada era que los dos oficiales consumados eran mujeres. En 2020, bajo la Presidencia de Trump, los dos líderes del Pentágono temían que cualquier candidato que no fueran hombres blancos, pudiera tener problemas una vez que sus nominaciones llegaran a la Casa Blanca", afirmó The New York Times.

El consenso fue apostar a la victoria del demócrata Joe Biden, que necesariamente tendría menos o ningún reparo a los movimientos. 

La general Jacqueline D. Van Ovost, de la Fuerza Aérea, ocupará el Comando de Transportación, que supervisa el viaje de personal y equipo militar alrededor del mundo, y la teniente general Laura J. Richardson del Ejército, quedará al frente del Comando Sur de las Fuerzas Armadas, con sede en Miami, con responsabilidad de casi toda la región latinoamericana excepto México, (incorporado al Comando Centro) que abarca Estados Unidos y Canadá.

El sigilo con que se movieron ambos nombramientos demuestra una señal de la preocupación que despertó el estilo personal de Trump, y muy en especial, su necesidad política de mantener la lealtad de un sector de votantes de extrema derecha.

Sin embargo, no es la primera vez que el Pentágono desempeña un papel de vanguardia en la sociedad estadounidense.

De un lado, fueron ciertamente el laboratorio para la muy demorada integración racial, casi 80 años después de la Guerra Civll, cuando en 1948 el presidente Harry S. Truman ordenó el cese de la discriminación en las Fuerzas Armadas. Y eso precedió por 20 años a los esfuerzos más sólidos en la sociedad en general.

Fue también la fuerza política que logró detener a la cacería anticomunista de la época del macartismo, en los años posteriores a la Guerra de Corea (1950-53).

Las necesidades, especialmente de personal, han llevado a la creciente incorporación de minorías, mujeres y ahora también homosexuales y personas transgénero, cuando todavía su aceptación está lejos de ser generalizada.

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM 
@CARRENOJOSE1

jram


Compartir