Los Sublevados

Es un grupo que le molesta la forma en que la izquierda progresista ha penetrado en ámbitos de la vida y de la sociedad en la civilización occidental

Los Sublevados
Carlos Mota / Un Montón de Plata / Opinión El Heraldo de México

Hartos de la corrección política, de la izquierda progresista y de los atentados permanentes a la civilización occidental, un grupo de personas ha puesto en suerte un movimiento para defender sus principios y valores desde agosto pasado. Y no se detendrán.

El nombre del grupo es Sublevados y sus líderes más visibles son Pedro Cobo y Luis Vázquez, quienes manifiestan con firmeza la naturaleza conservadora de su movimiento.

Sublevados apareció en redes sociales con notoriedad. Su característica conductual central es mantenerse incólumes y no manifestar miedo ante los embates en sitios de alta polémica, como Twitter. Sus líderes afirman que tienen la mira puesta en los siguientes 30 años, durante los cuales formarán jóvenes que deseen sumarse al movimiento. En estos meses han afiliado ya a más de 50 jóvenes en todo el país que están manifestando permanentemente sus intenciones de alimentar un discurso apegado a valores como el esfuerzo, el trabajo, la ética, el ahorro y la libertad.

Varios jóvenes en universidades de afiliación católica en el país, por ejemplo, han experimentado la forma en la que sus instituciones se han rendido ante el discurso progresista, arrinconando a sus alumnos casi a sentir vergüenza si tienen un pensamiento conservador. Pero la aparición de Sublevados les está dando un respiro porque el grupo promete algo sencillo, pero poderoso: no dejarlos solos. El movimiento quiere sumar a toda persona que comparta sus valores y principios: trabajadores; líderes sindicales e indígenas.

A Sublevados le molesta la forma en que la izquierda progresista ha penetrado muchos ámbitos de la vida y de la sociedad en la civilización occidental, desde las universidades, que han cedido hasta en el currículum académico; hasta industrias casi completas, como la del entretenimiento en Hollywood, que ha dejado espacios mínimos para el pensamiento conservador. Sublevados describe cómo académicos, intelectuales, empresarios, y personajes relevantes de la cultura y el arte han sido arrastrados por líneas de pensamiento que les capturaron apelando a sus heridas emocionales. El problema, afirman, es que el discurso progresista ha sido emocional, y ha penetrado; mientras que el discurso de la derecha conservadora ha sido racional.

Este movimiento pretende montar una casa productora de contenidos conservadores al estilo de PragerU —una organización anticomunismo estadounidense—.

Para lograrlo ya se encuentra levantando capital entre empresarios que suscriben los mismos valores, que no encuentran canales para expresarse, y que desean evitar que germine el comunismo en México y América Latina.

FORD

La empresa de autos que en México encabeza Héctor Pérez señaló que a más tardar en 2030 únicamente venderá autos eléctricos en Europa. Hay que prestar atención.

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM 
WHATSAPP 56-1164-9060

 

avh


Compartir