CIUDAD DE MÉXICO

Retiran concesiones a 4 empresas encargadas del cobro de agua en CDMX

Los servicios eran otorgados por empresas privadas desde hace más de 15 años.

NACIONAL

·
Claudia Sheinbaum da a conocer que el Gobierno se hará cargo de la cobranza del servicio de agua.

El Gobierno de la Ciudad de México decidió retirar las concesiones, que tenían cuatro empresas desde 2004, para el cobro del servicio de agua potable.

Será el Sistema de Aguas de la Ciudad de México y la Tesorería los organismos que van a asumir estas labores, por lo que se van a ahorrar casi 470 millones de pesos en 2021 y 2022.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que el 31 de mayo en curso será el último día en que las empresas se encarguen de estas tareas.

"En una evaluación muy profunda y un estudio que hemos estado realizando, prácticamente por un año, más o menos, de una revisión muy intensa tomamos la decisión de ya no renovar estos contratos de concesión y que este cobro o el sistema comercial del Sistema de Aguas de la Ciudad de México pase al Gobierno de la ciudad.

"Esto va a representar, para el año 2022, un ahorro prácticamente de la mitad de lo que se viene pagando a las empresas; ese adicional nos va a permitir que el Sistema de Aguas adquiera medidores para poder ser instalados, medidores más modernos que permitan un mayor control tanto para el usuario como para el Sistema de Aguas, brindando un mejor servicio de agua para los habitantes de la Ciudad de México", explicó en Videoconferencia de prensa.

El Coordinador General del Sacmex, Rafael Carmona, detalló el esquema bajo el que trabajaban en la Ciudad:
Veolia operaba la Zona A, conformada por Azcapotzalco, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc, con 570 mil 667 usuarios.
IACMEX, en la Zona B, que comprende Benito Juárez, Coyoacán, Iztacalco y Venustiano Carranza: 580 mil 937 usuarios.
TECSA, en Zona C, con Iztapalapa, Xochimilco, Milpa Alta y Tláhuac: 538 mil 235 usuarios. AMSA, en Zona D, que incluye Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo y Tlalpan: 512 mil 465.

En ese sentido, explicó las actividades, en ciclo bimestral, que llevaban a cabo las empresas concesionarias:

Uno - conexión de nueva toma; dos - alta al padrón de usuarios; tres - instalación de medidor; cuatro – toma de lecturas; cinco – facturación; seis - impresión de boleta y reparto, que es una actividad muy importante, algún anuncio vendrá al final; siete es el cobro; ocho - atención a usuarios; nueve - gestión de trámites; diez – mantenimiento de medidores; once – acciones de cobranza.

Una vez detallado el panorama, detalló la forma que van operar desde el Gobierno de la Ciudad de México.

El Sacmex se va a encargar de las conexiones de agua potable y drenaje (modificación de diámetro, cambio de lugar de la toma, reconstrucción); ejecución de las actividades de medidores (instalación, rehabilitación y sustitución), inspecciones, restricciones y suspensiones.

Así como toma de lecturas (Parque medidores actual 1,454,026); mantenimiento al padrón y facturación (SICOMCE); operación de las Oficinas de Atención al Público (Atención al usuario y trámites); atención a denuncias y detección de tomas clandestinas y tomas inexistentes.

Asumir estas tareas le representará un costo de 235 millones de pesos, entre inversión y operación, al Sacmex, en 2021.

Mientras que la Tesorería llevará a cabo acciones de cobranza (cartas invitación, requerimientos, determinantes de crédito, PAE, órdenes de restricción y suspensión); fiscalización; impresión y distribución de boletas; actividades de Recaudación y cobro en las Oficinas de Atención al Público.

Dichos ajustes conllevan un costo de 94.7 millones de pesos en 2021, a partir del mes de junio.

Por estos trabajos, el Gobierno de la Ciudad de México pagó en 2020 un total de 769 millones de pesos a las cuatro empresas concesionarias, mientras que entre enero y mayo de 2021 gastará 350 millones de pesos.

Con estos ajustes, en 2021 dejarán de pagar 89 millones de pesos a la iniciativa privada, mientras que en 2022 la cifra asciende 380 millones de pesos.

Por: Carlos Navarro