FLOR DE CEMPASÚCHIL

Jóvenes convierten flores en insecticida biodegradable

Jóvenes emprendedoras van a transformar el cempasúchil en una sustancia amigable con el ambiente, que protege a los jardines

NACIONAL

·
El cempasúchil contiene propiedades naturales para crear insecticida biodegradable.Foto: Gerardo García

Después de haber guiado el camino a los fieles difuntos con su olor y adornar a las ofrendas con su color naranja, ahora cientos de tallos de cempasúchil se transformarán en un insecticida biodegradable y sin toxicidad de las manos talentosas de jóvenes en Toluca

Ana Isabel Álvarez Salazar y Alejandra Gaytán son dos de las tres emprendedoras de este proyecto de reciclaje, que por ser una flor de temporada sólo se ocupa máximo una semana y se va a la basura.

Álvarez Salazar narró que una vez que cuenten con la capacidad suficiente de botones, el proceso de transformación durará seis semanas que irá desde secar la flor, macerar en agua destilada y finalmente colar lo fermentado para distribuir con precisión las dosis en frascos. El insecticida podrá atacar mosca blanca, trip y cochinillas en jardines.

“El proceso es muy sencillo, pero un poco largo, vamos a deshidratar las flores, después maceramos en agua y después la vamos a colocar en la presentación de rociador”, explicó Ana Isabel.

Su aliada en esta aventura, Alejandra Gaytán, recordó que esta idea partió de realizar el insecticida para su propio consumo. También de la necesidad de sumarse al reciclaje de los desechos para cuidar el medio ambiente.

Se mostró entusiasmada de que ahora será a gran escala y reconoce la respuesta favorable a su iniciativa: “Es una planta de temporada que en realidad se utiliza alrededor de cinco días y después se desecha”, indicó.

Ambas jóvenes realizaron la recolección de la flor de cempasúchil en la glorieta del Águila, sobre Colón, en Toluca, en donde recibieron macetas y ramos.

El insecticida estará para su comercialización en 2021; para aquellas personas que ayudaron al proyecto recibirán un descuento sobre su precio que es una cuota de recuperación.

Para el próximo año, planean estudiar las propiedades de la nochebuena para reciclarla.

Por Gerardo García