YA FUERON DETENIDOS

VIDEO: el peor caso de abuso infantil: los encerraban en jaulas para perros y eran golpeados por sus padres

Uno de los menores registraba un estado tan crítico de salud, que sus tutores pensaron que había muerto

MUNDO

·
A pesar de la evidencia en su contra, la pareja se declaró "inocente".Créditos: Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas

La ciudad más turística de Estados Unidos, conocida como Las Vegas en el desierto de Mojave, Nevada, no había visto un caso de abuso infantil tan fuerte como el registrado el pasado domingo 11 de junio. De acuerdo con los medios locales y el Departamento de Policía Metropolitana, al menos dos infantes estaban encerrados en jaulas para perros y tres más también eran víctimas de maltrato. De entre las víctimas, uno de los niños se encontraba en un estado tan crítico de salud, que los supuestos tutores pensaron que había muerto varios días atrás, antes de que los oficiales allanaran el domicilio.

Aunque la pareja ya fue detenida por los horribles crímenes, además de que se inició un proceso judicial en su contra, los padres biológicos de los infantes maltratados se han declarado inocentes de todos y cada un de los cargos presentados en su contra.

Policía de Nevada graba el rescate de los menores maltratados

De acuerdo con el informe policial, los elementos de seguridad rescataron a seis menores de edad que fueron severamente abusados por sus propios padres. El Departamento lo calificó como "el peor caso de abuso infantil que jamás se haya conocido" en la entidad. Asimismo, debido a las cámaras corporales de los oficiales, las terribles condiciones en las que los tutores tenían a estos niños quedaron como evidencia del trato inhumano que se les daba. En el filme se ve como dos infantes de 9 y 11 años permanecían encerrados en jaulas para perros, mientras que sus hermanos yacían en la obscuridad de la cocina en un ambiente insano para ellos.

Uno de los menores estaba en tan malas condiciones de salud física, que los tutores pensaban que "ya estaba muerto". FOTO: KLAS

Tras salir del encierro, los infantes detallaron los abusos que sufrían de parte de sus propios padres, los cuales incluyeron:

  1. Golpizas con cinturones.
  2. Latigazos con cuerdas.
  3. Palizas con sartén.

Los infantes abusados no comían bien y eran golpeados por sus padres

De acuerdo con uno de los infantes rescatados, nos tutores no les daban suficiente comida, por lo que compartían las escasas porciones o comían de los desechos de basura. Asimismo, afirmó que su padre identificado como Travis Doss de 31 años, llegó a golpearlo violentamente en la cara mientras estaba atrapado en la jaula. Fue hasta el pasado 11 de junio que los agentes respondieron a una llamada de auxilio que un anónimo hizo desde una tienda cercana al domicilio del terror. La esposa identificada como Amanda Stamper de 33 años, denunciaba que su pareja la mataría, suplicó por la ayuda de las autoridades y reveló las deplorables condiciones en las que vivían sus niños.

La madre de los infantes fue quien contactó a las autoridades para denunciar al hombre de abuso y maltrato. FOTO: KLAS

De acuerdo con la cadena de noticias estadounidense 8 News Now, Amanda Stamper (madre biológica de solo una de los menores maltratados) actualmente está embarazada. Durante la entrevista con el medio de comunicación afirmó que ella misma fue víctima de abuso doméstico severo. Por su parte el defensor público de Stamper sostuvo que ella nunca abusó físicamente de los niños, al mismo tiempo que los fiscales reconocieron que ella fue explotada como trabajadora sexual bajo el dominio de Doss.

Ahora el marido de la también víctima de abusos fue acusado de más de 40 delitos, incluidos múltiples cargos de abuso infantil y denuncias de tráfico sexual que involucran a su esposa. Ella, por su parte, enfrenta siete cargos de abuso infantil, uno por cada infante, incluida una niña de dos años que es su única hija biológica con Travis Doss. Ambos padres comparecieron este martes ante un tribunal y se declararon inocentes de los cargos en su contra. El juicio continúa.

Vivían en condiciones deplorables y a pesar de la evidencia, se declararon "inocentes" de todos los cargos. FOTO: KLAS