ASPIRINA

¿Tomas una ASPIRINA diaria para prevenir INFARTOS? la mayoría debe dejar de hacerlo, advierten científicos

Los nuevos estudios apuntan a que la ingesta regular de aspirina aumenta el riesgo de hemorragia, especialmente en el tracto digestivo y el cerebro.

MUNDO

·
Muchas personas toman dosis pequeñas para evitar ataques al corazón. Foto: Especial.

Uno de los medicamentos más tomados en el mundo es la aspirina. A lo largo de los años se ha difundido la versión de que previene enfermedades cardíacas porque  inhibe la formación de coágulos de sangre que pueden bloquear las arterias, pero los estudios han planteado preocupaciones de que la ingesta regular aumenta el riesgo de un accidente cardiovascular. 

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos, que incluye 16 expertos en prevención de enfermedades y medicina basada en evidencia, aseguró que es necesario disuadir enérgicamente a cualquier persona de 60 años o más de comenzar un régimen de aspirina en dosis bajas (de 81 miligramos a 100 miligramos), puesto que en lugar de ser un beneficio podría causar problemas cardiovasculares.

Si bien es cierto que la aspirina inhibe la formación de coágulos de sangre que pueden bloquear las arterias, los nuevos estudios han planteado preocupaciones sobre que la ingesta regular aumenta el riesgo de hemorragia, especialmente en el tracto digestivo y el cerebro, peligros que aumentan con la edad.

Mucha gente consume aspirinas con regularidad. Foto: Especial.

Una recomendación que se volvió mito

“Ya no existe una declaración general de que todas las personas que tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, aunque nunca hayan tenido un ataque cardíaco, deben tomar aspirina”, aseveró la doctora Chien-Wen Tseng,miembro del grupo de trabajo y directora de investigación de medicina familiar y salud comunitaria de la Universidad de Hawái. 

Precisó que las investigaciones muestran que el aumento del riesgo de hemorragia ocurre relativamente rápido después de que alguien comienza a usar aspirina con regularidad. Sin embargo, aclaró que las pautas, que aún no son definitivas, tienen el potencial de afectar a decenas de millones de adultos que tienen un alto riesgo de enfermedad cardiovascular, que sigue siendo la principal causa de muerte en EU. 

“Cuando miramos la literatura científica, la mayor parte sugirió que el balance neto no es favorable para la mayoría de las personas: hubo más sangrado de lo que se previnieron los ataques cardíacos. Y esto no es hemorragia nasal, puede ser hemorragia cerebral”, agregó el doctor Amit Khera, uno de los autores de las pautas de los grupos médicos. 

msb