Lunes 21 de Junio 2021
JOE BIDEN

Toma de posesión de Joe Biden: ¿Qué esperar del presidente 46 de Estados Unidos?

Hoy toma posesión de la presidencia de los Estados Unidos Joe Biden, arropado por expresidentes y bajo estrictas medidas de seguridad

¿Qué podemos esperar de la toma de posesión de Joe Biden? Foto: AP
¿Qué podemos esperar de la toma de posesión de Joe Biden? Foto: AP
Escrito en MUNDO el

Hoy toma posesión de la presidencia de los Estados Unidos, Joe Biden. Trae bajo el brazo un paquete de rescate económico relacionado con la pandemia del coronavirus de 1.9 billones de dólares, alrededor de una docena de piezas de acción legislativa propias del poder ejecutivo (conocidas bajo el nombre genérico de executive actions), legitimidad democrática emanada de su victoria electoral con el 51.3 por ciento del voto popular (reflejado mediante 306 de los 538 votos del Colegio Electoral) y una mayoría del partido demócrata en ambas cámaras del Congreso.

La vista desde el frente oeste del Capitolio alrededor del mediodía -cuando se espera que tome la protesta presidencial, después de su compañera de fórmula, la vicepresidenta electa Kamala Harris- será histórica porque pese a que se espera la presencia de alrededor de mil invitados (principalmente legisladores y sus acompañantes), carecerá de las multitudes que en 2009 lo observaron tomar protesta como 47º vicepresidente de los Estados Unidos, cuando hizo mancuerna política con el ahora expresidente Barack Obama. Será particularmente contrastante la asistencia de los expresidentes demócrata Obama y republicano George W. Bush, así como el actual vicepresidente Mike Pence, dada la ausencia del presidente saliente Donald Trump.

La ceremonia de investidura presidencial ocurrirá en un ambiente político y de seguridad enrarecido. Los resultados electorales muestran a un país polarizado en términos políticos entre los dos principales partidos, demócratas y republicanos. A tan sólo dos semanas del ataque al Capitolio, el episodio de violencia política más grave de la historia contemporánea de los Estados Unidos, mismo que dejó cinco personas fallecidas y que ha sido calificado incluso como un acto de terrorismo doméstico, la nación está herida.

Se lamenta la pérdida de vidas humanas y también el golpe fortísimo, mediatizado a nivel global, que sufrió el poder suave estadounidense como estandarte de la paz democrática. Sin embargo, es precisamente en este contexto que resulta prudente recalcar la fortaleza de las instituciones que protegen a la democracia de Estados Unidos y respaldan la transición presidencial. Dicho marco institucional permite y ha obligado a los distintos actores del escenario político a seguir el orden y las reglas propias del sistema, incluso ante la oposición del propio líder del poder ejecutivo.

Precisamente bajo la consigna de proteger el proceso democrático del país y evitar cualquier episodio de violencia, la zona de la Alameda Nacional, dentro de la cual se incluye el propio Capitolio, está siendo fuertemente resguardada por 25 mil elementos de la guardia nacional y agentes de múltiples agencias de seguridad del país. Asimismo, hay bloqueos tanto de calles y puentes e incluso de señales de telecomunicaciones. El acceso al área del centro de Washington, D.C. está fuertemente restringida y se ha recomendado a la ciudadanía evitarla por lo menos hasta mañana.

Foto: AP

Esta toma de posesión será muy diferente debido también a la pandemia relacionada con el COVID-19. El presidente electo, Joe Biden, promovió desde un principio el uso de mascarillas, el respeto de la sana distancia y otras medidas de protección recomendadas por la comunidad científica y el sector salud. Por ello, su propio equipo ha fomentado la participación no presencial entre sus simpatizantes, creando un programa de actividades televisivo y en línea para conmemorar su toma de posesión.   

Tras la toma de protesta, se espera Joe Biden se dirija al pueblo de Estados Unidos haciendo un llamado la unidad nacional, delineando con claridad su agenda de trabajo para los primeros 100 días de su administración. La “luna de miel” será en realidad una prueba de fuego ya que tendrá que sacar adelante las confirmaciones de su diverso gabinete ante el Congreso, mantener una postura vista como justa y objetiva frente al proceso de destitución (o impeachment) en contra de su antecesor y avanzar con acciones decididas en los ámbitos de combate al coronavirus, recesión económica, cambio climático, inmigración, y equidad racial.  

Por: Juan Mayagoitia, especialista en Asuntos Internacionales - @juanmayagoitia