UN RICO DESAYUNO

Café con leche: ¿cómo daña al estómago mezclar por la mañana estas bebidas?

Se recomienda cambiar de taza o lavar la que ya estamos usando cada vez que queremos un nuevo café

ESTILO DE VIDA

·
Un caliente y rico cafe expres.Créditos: Pxhere

Estas mañanas de febrero son frías por lo que se antoja estar tapado con una buena chamarra y un café calientito para ir a trabajar o para estar desde casa con la familia o amigos. El café es de las bebidas más adoradas por millones de mexicanos y sus preparados son bastante variados al gusto de cada quién, ya sea solo el café negro con agua, o mezclarlo con canela, piloncillo, chocolate o leche, debemos tomar en cuenta que al poner alguno de estos productos el café tendrá bacterias y con el paso del día irá perdiendo su frescura. 

Por eso es importante saber que si te preparas el café únicamente con agua caliente, el riesgo que se eche a perder es prácticamente nulo. Pero si agregas azúcar, canela, leche o piloncillo con el transcurso de las horas y lo tomas podría dañar tu salud de forma leve. Te puede caer pesado o si en este caso pones leche se puede echar a perder y provocar un malestar estomacal. Y si sumas una taza sucia puede que el daño sea severo para tu salud. 

El café con leche es de los favoritos en México. Foto: Pixabay

Chocolate corriente: 3 marcas que son un riesgo a la salud, advierte Profeco

Galletas: esta es la marca que hace daño y no deberías desayunar según Profeco

¿Es buena idea mezclar la leche y el café?

Luis Riera, experto en seguridad alimentaria y director de la Consultoría en Seguridad Alimentaria SAIA advierte que en nuestra boca habita un elevado número de bacterias, entre ellas las Staphylococcus aureus, las mismas que tenemos en la mucosidad de las fosas nasales y la garganta, que se trasladan sorbo tras sorbo a la taza de la que estamos bebiendo. “No debemos preocuparnos cuando el contenido es café negro sin azúcar. Este no es más que una infusión sin prácticamente proteínas, por tanto, con nulo alimento para las bacterias. Si acabada la bebida volvemos a rellenar la taza sin haberla lavado, el líquido hirviendo del nuevo café acabará con cualquier microorganismo que haya podido adherirse”, explica Riera.

“El problema aparece cuando, además de café, nuestra taza incorpora leche, un alimento rico en nutrientes, especialmente en proteínas, al que bajamos de temperatura al calentarlo", continúa el experto. Recordemos que entre los 4ºC hasta los 60ºC es la zona de peligro o zona de crecimiento de bacterias, siendo la de 36ºC la más crítica. A esta temperatura las bacterias se multiplican con mayor rapidez encontrando un manjar con el que ponerse las botas y no solo lo harán las que han salido de nuestra boca, sino también las que pululan en el ambiente, como las aerobias, que son aquellas capaces de vivir en presencia de oxígeno.

Millone en el mundo aman el café. Foto: Pixabay

Siempre usar una taza limpia 

En todo caso, lo recomendado será cambiar de taza o lavar la que ya estamos usando cada vez que queremos un nuevo café.  Hacerlo con un jabón neutro para lavar platos es lo más adecuado. Con la botella de agua pasa algo similar, prosigue Riera. “Días y días bebiendo del mismo envase no es nada higiénico. Una buena forma de desinfectarlo es con un lavado a más de 60ºC en el lavavajillas y acabar así con los posibles microorganismos pegados a las paredes y a la boquilla de la botella”.

Pero también podemos limpiarla mediante una solución de agua con lejía durante 5 o 10 minutos o incluso utilizar vinagre, el ácido que contiene tiene también poder desinfectante. En este caso la recomendación es utilizarlo puro, sin mezclar con agua, y dejarlo actuar unos 30 minutos dentro de la botella, pudiendo usar tanto el de cocina como el específico de limpiar, este por ser transparente no dejará ningún tipo de mancha.  Además, las mejores botellas reutilizables son aquellas exentas de bisfenol A o BPA si eliges una de plástico, pero también son adecuadas las de cristal o acero inoxidable.

En el 2016 México ocupó la décima primera posición en la producción mundial de café; sin embargo, el consumo per cápita aún es muy bajo (1.17 kg) si se compara con el de naciones como Finlandia, Suiza, Noruega, Austria y Dinamarca, donde la ingesta anual por persona de esta bebida es de 12.2, 10.1, 8.7, 7.8 y 6.9 kilogramos, respectivamente, según información de los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA).

SIGUE LEYENDO:

Leche que sólo es agua: 3 marcas que son caras y mienten, alerta Profeco

Retiran millones de botellas del limpiador Fabuloso por riesgo de contaminación con una bacteria

VIDEO: "El Bocho" fue el primer Medio Metro y casi pierde a su familia por el alcoholismo