SALUD Y BIENESTAR

Rejuvenecimiento vaginal, ideal para mejorar la vida sexual después de los 50 años

Los partos o la menopausia pueden ocasionar un desgaste en las células de la vagina y la tecnología de última generación puede controlarlos

ESTILO DE VIDA

·

La edad, la menopausia, uno o más partos, así como algunas enfermedades pueden causar daños en la zona íntima de las mujeres, una de las áreas del cuerpo más delicadas y olvidadas a la hora de seguir cuidados básicos o de elegir tratamientos, ya sean estéticos o médicos. Aunque poco se habla de ello, una mala salud en la vulva puede ocasionar problemas de salud o dolor a la hora de mantener relaciones sexuales; sin embargo, todo esto puede llegar a ser tratable y reversible gracias a procedimientos como el rejuvenecimiento vaginal. 

Pues así como el cutis requiere de cuidados especiales para mantener una piel sana y libre de arrugas, en la zona íntima de las mujeres también se deben de seguir algunos cuidados que ayuden al bienestar en general, en especial después de los 50 años que es cuando los signos del envejecimiento comienzan a aparecer; sin embargo, para esta parte del cuerpo las cremas o sueros no son suficientes, sino que hacen falta intervenciones como el rejuvenecimiento vaginal que es seguro y no invasivo, según explicó la doctora Karla Figueroa a El Heraldo Digital

La intervención se realiza con un láser de última generación. (Foto: Cortesía)

No se trata de algo estético, sino de salud y bienestar para las mujeres 

Uno de los errores en los que se puede caer al hablar sobre este procedimiento es que es algo estético, cuando en realidad ayuda a mejorar la salud y el bienestar en general de las mujeres sin importar cuál fue el factor que la llevó a someterse a él. Según detalló la experta, entre las ventajas de someterse a esta intervención que toma unos escasos 15 minutos, destacan: 

Todo lo anterior, explica Figuera, se suele ver afectado por los procesos que van ocurriendo en el organismo con el paso de los años, pues las mujeres dejan de producir hormonas como la progesterona y los estrógenos, pero resalta la importancia de esta última, ya que es la que "nos brinda la lubricación vaginal, la tensión en las paredes vaginales y con envejecimiento esto puede disminuir". Por supuesto, esto sólo es una parte de lo que puede ocurrir, ya que cada cuerpo es un mundo y se deben de tomar en cuenta otros factores antes de tomar la decisión de someterse a un rejuvenecimiento vaginal. 

"Si a esto le aumentamos partos que son nacimientos por el canal vaginal también puede disminuir esta tensión que la vagina tiene. Estos procedimientos, estos tratamientos hacen que mejore tanto el tono de la vagina y también se mejora cuando hay incontinencia urinaria leve que es relacionada como con el esfuerzo cuando vamos a orinar", dijo. 

Además del desgaste en las células de la vagina que al volverse más delgadas causan dolor a la hora de un encuentro sexual con penetración, después de los 50 años también es muy común que las mujeres comiencen a tener pérdidas de orina "cada vez más frecuentes", una afección conocida como incontinencia urinaria. La buena noticia es que un problema como este también se puede resolver con un procedimiento como este, siempre y cuando sea un caso leve y con el cual salir de casa, hacer ejercicio o reírse no será un problema por miedo a estos chisguetes. 

En mujeres jóvenes sólo se recomienda si ya pasaron por más de dos partos. (Foto: Pexels)

¿Cómo se realiza?, esto es todo lo que hay que saber

En su conversación con El Heraldo Digital la doctora y directora general de Gineclinic dio una pequeña demostración de cómo se realiza esta procedimiento de forma segura, con anestesia local y nueva tecnología con la que se evita que haya una intervención quirúrgica; en cambio, basta con usar un láser fraccionado para que en cuestión de un par de sesiones se noten los resultados. 

"Es un efecto térmico que se introduce por medio de un dispositivo a la vagina y estas ondas de calor van penetrando a las células de la mucosa vaginal que tienen agua; el láser hace que se absorba más agua y se ensanchen o engrosen las células. Por ende la mucosa, que es la capa interna delgadita de la de la vagina, y eso hace que contraiga la vagina", detalló.

Gracias a dicho estrechamiento de la vagina, también conocido como un tensado vaginal, se mejora la producción de colágeno, una pieza clave para mejorar la firmeza y la elasticidad que se suelen ver afectadas por la edad. Claro que todo esto también influye en los beneficios antes señalados y puede ser una excelente opción para las mujeres que constantemente sufren de infecciones, ya que se mejora el pH; es por ello que este rejuvenecimiento no se trata de algo estético, sino de salud.

"Son las mujeres que más lo solicitan (las de 50 años); sin embargo, también se mejora para mujeres más jóvenes, en edad fértil todavía, que ya hayan tenido uno, dos o tres partos y que ellas hayan percibido que después del parto perdieron tensión vaginal y que quieran mejorar la calidad de la relación sexual penetración. Por eso no hay una edad fija", precisó. 

Solo es necesario un anestésico local. (Foto: Cortesía)

Sobre ello, la doctora Karla Figueroa resaltó la importancia de no caer en los estándares de belleza, ni en los estereotipos fomentados por la industria pornográfica ni muchos menos por las presiones de una pareja sexual y aunque recuerda que con el paso de los años y otros daños puede ser necesario un rejuvenecimiento vaginal, normalmente se recomienda para mujeres de más de 50 años, cercanas a la menopausia o que ya la pasaron, y no tanto para jóvenes, aunque no están exentas. 

"Lo importante es reconocer como son nuestros cuerpos, nuestras vulvas, vaginas y que estos tratamientos pueden apoyar a mejorar la calidad de vida y también la calidad de vida sexual. No nos centremos en que el éxito de una relación sexual se finalice en una penetración y que si vamos a recurrir a esto tipo de tratamientos que sea por voluntad propia, por algo que queremos mejorar y que no vayamos por presión de algún compañero o de alguna compañera que identifique que nos haga falta algo para mejorar en la relación sexual". 

En cualquier caso es importante recordar que al tratarse de un procedimiento no invasivo ni quirúrgico no existe ningún riesgo para las mujeres que decidan cuidar de su salud con este rejuvenecimiento vaginal. A pesar de ello se recomienda realizarlos dos o tres veces según sea el caso, pero la buena noticia es que no toman más de 15 minutos y tras cada tratamiento es importante seguir las recomendaciones del personal de salud:

  • No tener relaciones sexuales penetrativas por dos semanas
  • Tratamientos a base de crema u óvulos
  • Estimulación con estrógenos

Finalmente, la doctora Karla Figueroa enlistó aquellos casos en los que este procedimiento no es el adecuado ni el mejor, por lo que habrá que buscar otras alternativas para recuperar la salud de la zona íntima. Entre ellos destacó los casos: 

  • Una mujer con incontinencia urinaria de moderada a severa no es candidata, esto regularmente ya es quirúrgico
  • Si la atrofia vaginal es moderada o severa no es candidata al rejuvenecimiento vaginal
  • De presentar un estrechamiento por afecciones como infecciones o cambios en la anatomía se debe valorar una intervención quirúrgica

"En este momento de mi vida, en mis 30, creo que no es necesario realizarme un rejuvenecimiento vaginal, me parece una gran opción para cuando empiece a sufrir los estragos de menopausia, ya que ayudará a que pueda seguir disfrutando de una vida sexual normal. También lo podría realizar antes si llegara a tener otro embarazo", confesó una madre de familia. 

SIGUE LEYENDO

En México, una de cada 10 mujeres se preocupa por su higiene íntima

¡Sin dolor! Esta es la nueva prueba para medir el riesgo de contraer cáncer cervicouterino

Kim Kardashian y su medicamento "mágico" para bajar de peso pone en peligro a los diabéticos