SER DISCIPLINADO

¿Qué es la disciplina? 5 tips para dejar de procrastinar y alcanzar tus objetivos

Ser disciplinado no solo te ayudará a cumplir tus metas y objetivos este 2022, sino también a comportarte mejor en sociedad

ESTILO DE VIDA

·
La disciplina es una de las virtudes más importantes a desarrollar si queremos crecer como personas.La disciplina es una de las virtudes más importantes a desarrollar si queremos crecer como personas Foto: EspecialCréditos: Foto: Especial

Hace apenas unas semanas nos encontrábamos felices con las fiestas de diciembre. Las posadas, la Navidad y por supuesto el Año Nuevo, como nos hacía falta, ya que en el 2020 el COVID-19 nos había alterado todas las celebraciones. 

Grandes reuniones con la familia y amigos, compartiendo la cena y alzando las copas para brindar y dar gracias por todo. Y tan solo pocos días después; sorpresa, nuevamente nos encontramos con el coronavirus a todo lo que da; la cuarta ola se desató y hoy hay muchas más personas contagiadas de lo que habíamos visto antes. Tal parece que aquel que no se ha enfermado a estas alturas, es el bicho raro, una especie de esas que ya no existe.

Parecería que todo lo que habíamos avanzado lo retrocedimos, ¿qué fue lo que paso? Creo que la respuesta está en una sencilla frase “nos faltó ser más disciplinados”. Sí, mucho más. Vimos que las cosas iban mucho mejor y bajamos la guardia, así de fácil, dejamos la disciplina a un lado de nuestras vidas.

Te podría interesar: ¿Cómo adaptarse a los cambios? 4 herramientas para afrontar nuevos desafíos

El arte de ser disciplinado

La disciplina es lo que establece el equilibrio dentro de cualquier sistema; permite un desarrollo eficiente del mismo, porque donde no hay orden prevalece el caos, de tal manera que es fundamental en todas las instancias de la sociedad tales como la familia, el trabajo y la escuela.

Es una virtud que se comienza a formar en el hogar desde los primeros años de la infancia y es parte primordial en el desarrollo integral y el proceso educativo de la persona. Esto le brinda estructura y ayuda al crecimiento de la seguridad en sí mismo, también aprende los parámetros de comportamiento responsable, así como las pautas efectivas para relacionarse con los demás, lo cual le brinda las herramientas necesarias para el sano desempeño dentro de la sociedad.

Se dice que es “el acto de instruir, orientar y capacitar a una persona, con base en ciertos principios éticos con el fin de que exista una buena convivencia”. Es gracias a la disciplina que las personas pueden actuar determinadamente hasta lograr cumplir sus metas y objetivos.

Ser disciplinados, es una cualidad altamente positiva, la cual nos ayuda al logro de nuestras metas y el cumplimiento de nuestras obligaciones diarias, así como una buena convivencia. Y para eso, ser estrictos nos facilita el camino, nos ayuda a ser constantes y dominar esos impulsos innecesarios que obstaculizan nuestros pasos hacia nuestros objetivos.

Te podría interesar: 4 consejos para vencer el miedo y disfrutar más la vida

 Por eso te comparto cinco tips para lograr ser más disciplinado e incorporarla a nuestra rutina diaria.

  • Tener buenas razones: Ser disciplinado requiere tener un fuerte deseo de lograr un objetivo. Sin una buena razón, hay muy poca esperanza de lograrlo. No tiene que ser algo complejo, lo importante es que sea algo valioso para ti.
     
  • Adiós a los ladrones del tiempo: Tenemos las distracciones literalmente al alcance de nuestras manos, hay ladrones internos y externos. Identifícalos y pon medios concretos para combatirlos. Por ejemplo, desconecta las notificaciones, pon el mayor tiempo tu dispositivo en modo avión, desconéctate al menos de alguna red social.
     
  • Empieza por lo pequeño: No te enfoques en querer cambiar todo de una sola vez, empieza con actividades simples pero no dejes de hacerlas, poco a poco te darás cuenta que es menos difícil. Recuerda, “piensa en grande y actúa en pequeño”.
     
  • Evita procrastinar: “Al mal tiempo, buena cara.”  Aunque lo que tengas que hacer sea muy complicado trata de no dejarlo para después, pon manos a la obra y logra ese objetivo que te habías planteado. Al lograrlo sentirás una gran satisfacción. “Haz lo que debes y está en lo que haces”.
     
  • Deja de discutir contigo mismo: Cuando los “peros” salgan a tu paso ten un plan B, ya que es muy fácil boicotearte cuando tratas de alcanzar un objetivo. Si quieres salir a correr pero hace frío, ponte una sudadera, así no hay pretextos.

Quien aprende a ser disciplinado, podrá integrarse fácilmente en cualquier círculo social y responder a las exigencias, compromisos y deberes.

¿Y tú, que tan disciplinado eres?

Soy Sergio Cazadero y te quiero compartir, cómo hacer para crecer.

www.sergiocazadero.com

consultor@sergiocazadero.com