¡Atento! Sábanas limpias revelan mucho sobre el estado de salud

El lavar y cambiar las sábanas es un reflejo de nuestro estado de salud; descubre por qué aquí

¡Atento! Sábanas limpias revelan mucho sobre el estado de salud
Foto: Pixabay

Hay muchas cosas que afectan nuestra salud, pero pocas veces nos cuestionamos si los elementos que rodean nuestro entorno diariamente son buenos. Un ejemplo, es la higiene que mantenemos en las sábanas. 

Cambiar las sábanas es un hábito de higiene que se debería hacer con más frecuencia, pues esta práctica de la limpieza del hogar esta relacionada con la salud. 

Usualmente, las personas limpian los pisos, baños y cocina, mientras que la recámara pasa a segundo término, pues aunque también se pasa la escoba, la cama, un elemento que usamos todos los días, se deja y aunque la tendamos diariamente, no cambiamos la sabana. 

¿Por qué hay cambiar las sabanas?

La ropa de cama se debe cambiar con regularidad debido a que podrían contener microorganismos que afectar y deteriorar las vías respiratorias. Por ejemplo, en estas piezas se concentra polvo el cual esconde ácaros, grandes enemigos del asma y las alergias.

De acuerdo al patólogo y microbiólogo, Philip Tierno, recomienda cambiar y lavar las sábanas por lo menos una vez a la semana, pues esto beneficiaría a nuestra salud. Aunque parece un método extremo, ya que la ropa de cama luce limpia, la realidad es que los microorganismos se impregnan rápidamente. 

“Cuando las sábanas no se cambian, se acumulan grandes cantidades de partículas, incluidas las células humanas. Estas células sirven de alimento a los ácaros del polvo, cuyas heces son muy alergénicas", indica el experto. 

Asimismo. las bacterias y los ácaros producen irritaciones cutáneas, asma, conjuntivitis y alergias de diversa índole.

Si bien, permitir que el aire entre a las habitaciones es una buena práctica, no es similar a los beneficios que tiene el cambiar las sábanas con regularidad. Realizar estas dos prácticas reducen la aparición de moho, esporas de hongos y hasta pequeños insectos.

mfa


Compartir