OBESIDAD Y SOBREPESO

Obesidad: Hay 4 tipos que afectan tu salud, identifícalas

En México hay cerca de 62 millones de adultos que viven con sobrepeso u obesidad más de 12 millones de niños y adolescentes con el mismo problema.

ESTILO DE VIDA

·
La obesidad es una enfermedad que crece al ritmo de una pandemia. Foto: Especial.

La obesidad y el sobrepeso es un padecimiento que cada vez es más constante en todo los países. Recientemente, la Clínica Mayo, una de las más prestigiosas de Estados Unidos, realizó un estudio, en el determinó que hay cuatro tipos de obesidad, con lo cual pretende que se hagan tratamientos más personalizados y así disminuir las tasas de esta enfermedad.  

Andrés Acosta, gastroenterólogo experto en obesidad de dicho centro, comentó en una entrevista para la BBC que uno de los problemas es que existe mucha desinformación, lo cual contribuye en gran medida a que “la obesidad se haya convertido en una pandemia”.

Todo debe cambiar para combatir la obesidad 

El experto consideró que en el futuro cualquier tratamiento de reducción de peso debe contar con estos elementos básicos:

  • Dieta
  • Un plan de ejercicio
  • Un plan de cambio de hábitos
  • Medicamentos, endoscopía o cirugía (opcional)
La mayoría de gente fracasa en su intento de bajar de peso. Foto: Especial.

¿Cuáles son los tipos de obesidad?

Sin embargo, lo más importante es saber que la obesidad y el sobrepeso no son lo mismo y tienen diferentes categorías. Estas son las que Acosta ha determinado: 

El "cerebro hambriento": Se caracteriza por nunca tener una sensación de satisfacción, por lo que las personas siguen comiendo y repitiendo raciones, lo que eleva la ingesta de calorías. Acosta señala que el cerebro y el sistema digestivo están conectados en este caso, por lo que los tratamientos deben estar enfocados en ambos sentidos. 

El "intestino hambriento": Quienes padecen este tipo comen raciones normales pero al poco tiempo necesitan comer de nuevo, por lo que su estómago nunca tiene tiempo para digerir la comida y sentir saciedad. Las personas afectadas tienden a comer entre horas, varias veces al día.

La "comida emocional": Muchas personas pueden sentirse identificadas, ya que recurren a la comida como un paliativo de tristeza, estrés o ansiedad. "Cuando tienen un buen día van a comprar donas y cuando tienen un mal día... también van a comprar donas", apuntó Acosta.

Metabolismo lento: Hay quienes se esfuerzan por bajar de peso, pero nunca lo logran y la mayoría de las veces es porque tienen un metabolismo muy lento, por lo que no queman las calorías que corresponden por su peso, talla, edad y género.

SIGUE LEYENDO...

"Diabetón: Ciudad Salud" es todo un éxito; IMSS ayuda a prevenir enfermedades crónicas de 598 personas

msb