ROBERTO CARLOS

Roberto Carlos: las tres grandes tragedias en la vida del cantante

Hay pocos datos de la vida privada del cantante, aunque se sabe que al menos tres sucesos lo han marcado profundamente

ESPECTÁCULOS

·
El cantante ha pasado por pruebas muy duras

Roberto Carlos es uno de los intérpretes más populares de la lengua Española y portuguesa. Sus canciones han sido coreadas por generaciones y lo han hecho un referente cultural de su país. 

Pese a todo su éxito, a sus más de 150 millones de discos vendidos en todo el mundo y a sus más de 500 piezas escritas, su vida dista de ser miel sobre hojuelas, ya que ha tenido que enfrentarse a la adversidad. 

En diversos momentos de su existencia, el brasileño ha tenido que sacar la casta para enfrentarse al dolor y sacar lo mejor de esa experiencia. 

Perdió una pierna

Uno de los hechos más conocidos de su hoja de vida y de los que menos ha hablado es el haber perdido una de sus extremidades cuando era solamente un niño.

Los medios de comunicación han hecho referencia de este momento durante años, pese a que nunca el cantautor ha dicho algo sobre el accidente que lo orilló a usar una prótesis para sostenerse el pie

En las crónicas de estos días, se hace mención a un Roberto Carlos de 6 años de edad que jugaba cerca de las vías del tren cuando fue impactado por una locomotora. 

Resultado de este percance, el niño tuvo que ser sometido a una amputación de la pierna derecha, por debajo de la rodilla. Lejos de rendirse, ese menor de edad se convirtió en un hombre que ocultó debajo de su pantalón la discapacidad, pero que a cambio ofreció su canto como medio para ganarse la vida, al público y una leyenda que aún no termina.

Viajó hasta Brasil para despedirse de ella. 

Murió su madre

Alguien le enseñó a Roberto Carlos que la vida no se terminaba ante la tragedia: su madre. Laura Moreira Braga fue una mujer que jamás abandonó a su hijo, antes o después de la fama.

La costurera tenía el sueño de que el menor de sus tres hijos se convirtiera en médico; sin embargo, tres años después del accidente, se dió cuenta de que el pequeño era un prodigio para el canto.

Por tal razón, decidió matricularlo en una escuela de música en el que el joven perfeccionó el manejo de sus cuerdas vocales. Además de motivar a su vástago en el camino al estrellato, lo cuidó, alimentó y lo aconsejó durante todo el tiempo que estuvo en la Tierra. 

De esta relación, la estrella musical inmortalizó a su madre en la canción 'Lady Laura', la cuál también se convirtió en uno de sus mayores éxitos.  El amor desmedido que sentía por su progenitora hizo que el cantante experimentara la tristeza más grande cuando ella murió el 17 de abril de 2010. 

La señora Laura tenía 96 años de edad al momento de fallecer por neumonía. Este suceso ocurrió dos días antes de que el intérprete de 'El gato triste y azul' cumpliera 69 años de edad. 

Pese a que estaba en Nueva York al momento de esta pérdida, el artista viajó hasta Brasil para despedirse de su compañera de vida y principal sostén. 

Perdió a otro de sus familiares. 

Su hijo perdió la batalla

Uno de los dichos más populares sobre el duelo versa que no hay un nombre en español para los padres que pierden a sus hijos, debido a lo poco habitual de esto y al sufrimiento tan grande que esto causa. Roberto Carlos es parte de los progenitores del mundo que han pasado por esta situación, ya que su hijo Dudu Braga pereció a los 52 años de edad, hace unos días. 

Pese a que la sentencia de muerte había llegado a oídos del cantante desde hace años, debido a que su vástago había sido diagnosticado con cáncer peritoneo, no estaba preparado para el suceso. 

Dudu tuvo una vida difícil, ya que perdió la vista a los 23 años de edad, después de haber padecido glaucoma desde niño y haber pasado por decenas de cirugías. A esto se sumó el haber sido declarado portador del cáncer de páncreas en 2019, el cual se fue extendiendo por todo su cuerpo hasta matarlo. 

Pese a ser muy reservado con su vida privada, el cantante hizo una pública en Twitter a modo de despedida para su hijo, la cual dice lo siguiente:

"Dudu, para nosotros eres inolvidable e irremplazable. ¡Nos vemos pronto!”.

Nunca se ha rendido

Si bien la pandemia,  ver a varios de sus amigos y conocidos caer e inclusive el paro laboral han ocasionado que el intérprete no viva al mismo ritmo al que estaba acostumbrado, siempre ha demostrado que puede vencer a la tristeza a lado de sus amigos.

En una entrevista que hizo en abril de este año, aseguró que a sus 80 años de edad se encuentra lejos del retiro. Menciona además que está deseoso de volver a los escenarios y ver la cara de las personas coreando sus canciones. 

El músico ha recibido la segunda dosis de la vacuna en contra del coronavirus y está a la expectativa del momento en el que pueda volver a los escenarios.