ACTRIZ DE LA ÉPOCA DE ORO DEL CINE MEXICANO

Hermosa actriz de la época de oro abandonó su carrera tras las amenazas de su prometido

Emilia Guiú logró un gran éxito gracias a sus papeles de villana y de femme fatale; pero dejó la actuación

ESPECTÁCULOS

·
Foto: Especial

Emilia Guiú fue un ícono de la época de Oro del Cine Mexicano, pues gracias a sus personajes de villana y de femme fatale, consiguió ganarse la atención de los directores y productores, logrando consolidar una exitosa carrera que la llevó a trabajar con Pedro Infante en "Angelitos Negros". 

Emilia Guiú Estivella nació el 21 de marzo de 1922 en Manresa, capital de la comarca del Bages en Barcelona, España. Al ser hija de Pascual Guiú, un opositor a la dictadura de Francisco Franco durante la guerra civil española, ella y su hermana Serafina emigraron a Francia y se establecieron por una larga temporada, de hecho ahí conoció a su primer esposo Manuel Suárez Ballesteros, con quien tuvo a su hijo Emmanuel.

En 16 de octubre de 1942, Emilia llegó a México como refugiada en el barco Nyassa y gracias al director español, Jaime Salvador, quien contrataba expatriados para sus producciones, la diva comenzó a trabajar como extra en cintas nacionales. 

Su primer protagónico llegó tan sólo dos años después de empezar su carrera, pues debido a que el personaje femenino principal de la película "Nosotros" de 1945 no se presentó, Guiú consiguió el papel y logró impresionar a la crítica. Tras el éxito de esa cinta Mario Moreno “Cantinflas” la invitó a coprotagonizar "Soy un prófugo". 

Emilia Guiú llegó a México como refugiada

Emilia Guiú la femme fatale del cine mexicano

El filme que la colocaría como una de las villanas más sensuales fue "Pervertida" de 1946, la cual protagonizó con Ramón Armengod y fue su primera película con título sugerente. 

Dentro de sus éxitos también está "El niño perdido" (1947), con Germán Valdés “Tin Tan”, "Pecadora" (1947), con Ninón Sevilla. "Angelitos negros" (1948), al lado de Pedro Infante; "Pancho Villa y la valentina" (1958) con Pedro Armendáriz, Elsa Aguirre y Carlos López Moctezuma; entre muchos otros. 

Los amores de Emilia Guiú que la dejaron dejar su exitosa carrera

El primer matrimonio de  Emilia Guiú no duró mucho y en México se casó con Enrique de la Concha, y posteriormente con el doctor Guillermo Méndez, con quien tuvo a su hijo, el compositor y productor Memo Méndez Guiú. En 1958, se casó con Abraham Piceno por el que dejó su carrera en el cine y sólo las retomó en los años 80 para participar en cuatro películas. 

En 1990, Piceno falleció y Emilia volvió a interesarse en la actuación. En el año 2000, regresó a México para ser parte de la la telenovela "Abrázame muy fuerte", sin embargo,  el ritmo de trabajo de la televisión no le gustó y decidió dejar el proyecto, inventando que su prometido William Hieb la había amenazado con que la dejaría si no salía del proyecto. 

Emilia Guiú es recordada por su papel en "Angelitos Negros" Foto: INAH