ESPECTÁCULOS

Britney Spears: ¿qué tanto daño le ha causado el mote de ‘Britney Pelona’?

La princesa del pop está pasando por un momento muy difícil y contrario a otras épocas, ahora todo mundo solo desea abrazarla

Foto: Instagram
Escrito en ESPECTÁCULOS el

En las últimas horas la cantante y princesa del pop, Britney Spears, ha causado sensaciones encontradas entre quienes lamentan su situación legal por la que está pasando y quienes solo desean ayudarla para que salga del bache en el que se encuentra y que desde hace varios años no la deja vivir en paz.

Lejos han quedado aquellos días en los que era motivo de burla por haberse cortado el cabello a rapa con lo que se ganó el mote de ‘Britney Pelona’ y con el que miles de personas la tacharon por desequilibrada y echar a perder su prometedora carrera en la primera década del siglo XXI.

La princesa del pop cuenta con 39 años, apenas a sus 17 años dio el salto mundial a la fama con su tema ‘Baby One More Time’, sin embargo, además de ser una cantante y celebridad, tiene talento para modelar, componer, diseñar, actuar  y desde luego para bailar y brillar en un escenario.

Ese talento que la ha encumbrado a ser una de las grandes vendedoras de discos de la historia (más de 100 millones) y ser nombrada la celebridad más influyente del año 2002 en la lista de la revista Forbes, parece que no ha sido suficiente para atraer la buena vibra y mejores personas en su entorno, ni su familia ha sido un apoyo para ella y al contrario, parece que son sus peores enemigos.

Siendo apenas una menor de edad con 17 años, Britney tuvo que sucumbir ante el sexismo y aceptar que su cuerpo fuera la moneda de cambio para su ascenso musical, a pesar de que su talento daba para mucho más, las críticas sobre ‘Baby One More Time’ dejaron de lado lo pegajoso de la canción para enfocarse en la figura de Spears y una vez que dio ese paso ya no hubo vuelta atrás.

Desde ese momento, los materiales en video sobre la princesa del pop ‘debían’ ir acompañados de un atuendo sexy para ganar el aprecio de los críticos, quizá fue la primera señal de que algo no andaba bien y que se requería apoyarla y redirigir su carrera (siempre en manos de su padre, James Parnell Spears).

Un beso que sigue causando polémica 

La segunda alerta vino cuando se relacionó con el cantante y productor musical, Justin Timberlake, la relación entre ambos duró desde 1999 hasta el 2003, lamentablemente la actitud de Timberlake y la forma grosera en que trató a Britney al final de su relación la dejó muy mal parada y recibió el acoso de los medios de comunicación, hay que destacar que si los comentarios que hizo Timberlake en aquellos tiempos (difundió haber tenido relaciones sexuales con ella), los hiciera ahora, la situación sería quizá muy diferente y ya habría tenido que ofrecer disculpas.

Otro caso que tuvo eco en los medios fue estelarizado por Madonna (la reina del pop), Cristina Aguilera y Britney, el famoso beso que se dieron durante una presentación que tuvieron en los MTV Awards en 2003.

Si bien fue un ardid publicitario y un escándalo por lo visto en la televisión, parece que la más perjudicada fue Britney, a Madonna no se le cuestionó si fue una simulación para encumbrar (aún más) su carrera, y tampoco Aguilera salió raspada de aquella noche,  las críticas se fueron directo contra Britney por un movimiento de cámara que enfocó la reacción desencajada de Timberlake (al que no le importó un año después mostrar un pezón de la cantante Janet Jackson en el Super Bowl), la crítica fue brutal para Spears por considerar que utilizó la fama de Madonna para hacer crecer su carrera; cabe resaltar que la presentación de las tres cantantes es una de las más recordadas en la historia de la televisión. 

La caída más fuerte llegó en el 2007, luego de ser compañera de juerga de Lindsay Lohan y Paris Hilton, Spears comenzó con la adicción al alcohol y a las drogas de la que no ha logrado salir hasta ahora, su carrera se mantuvo a flote, pero ya no con el éxito de antaño, desde luego sus constantes salidas y escándalos fueron carne fresca para la prensa que no dejó de acosarla hasta que un buen día, entró a un salón de belleza y se afeitó completamente la cabeza, ese hecho, marcó un antes y un después en la carrera de Britney, fue señalada como desequilibrada y para su mala fortuna fue captada por las cámaras de televisión y prensa con un rostro hostil que le valió ser catalogada como una persona no apta para continuar con su carrera, sin embargo, sus fans advirtieron que con esa actitud Britney estaba pidiendo ayuda, y lejos de agredirla lo que necesitaba era apoyo, mismo que nunca llegó.

Ese mismo año la cantante cedió la custodia de sus dos hijos procreados con Kevin Federline, sumida en la depresión, también ese año recibió la noticia que su padre se haría cargo de su custodia, ese hecho nos lleva hasta el día de hoy en el que Britney Spears está pidiendo ayuda para librarse por completo de su padre, en tanto, Jamie Spears no ha hecho otra cosa que burlarse del movimiento que encabezan sus fans bajo el HT #FreeBritney.

La presión en redes sociales para pedir la libertad de Britney Spears y ayudarla para que se recuperé ha tenido eco en todo el mundo, y ahora lejos de verla solo como la ‘Britney Pelona’, la mayoría de sus fans y de la gente que se ha enterado del caso es abrazarla y esperar que regrese la joven que atrajo no solo las miradas sino el reconocimiento y apoyo de millones de personas alrededor del mundo.

BAR