RAFAEL AMAYA

Rafael Amaya se enfrenta a "tentaciones" en centro nocturno; temen recaiga en las drogas

Rafael Amaya lleva varios años luchando contra sus adicciones con las drogas y el alcohol.

Llegó a ser un galán de telenovela. Foto: Especial.
Escrito en ESPECTÁCULOS el

Recientemente, el actor Rafael Amaya, recordado por su personaje de ‘Aurelio Casillas’ en la serie ‘El Señor de los Cielos’, fue grabado desorientado a causa de una crisis por delirio de persecución, por lo que sus fans, amigos y familiares creen que pudo haber recaído en las drogas, adicción con la que ha batallado en los últimos años y ha dificultado su vida. 

En esta ocasión Rafael reapareció en el escenario, donde se presentó su compadre y gran amigo Roberto Tapia; el otrora galán de telenovelas aprovechó para bromear y dijo que andaba “de parranda”, pero que ya se encuentra “al cien, lleno de bendiciones, muy agradecido con el público por la paciencia que me han tenido”. Todo esto pasó en un centro nocturno, donde abundaba el alcohol, por lo que sus seguidores se dijeron preocupados. 

Rafael Amaya habló de su recuperación

Hace unos días Amaya salió del centro de rehabilitación de Julio César Chávez, pero su salud mental parece que está deteriorada, pues presuntamente fue visto corriendo en las calles de Tijuana con delirios de persecución.

Pero dio una entrevista otorgada al programa Suelta la Sopa, el actor de 44 años confesó que su vida cambió completamente cuando reconoció que tenía un problema. Comentó, de manera lúcida, que todos sus amigos y familiares lo han apoyado.

Tras las drogas, luce desmejorado. Foto: Especial.

Fiel a su personalidad, el actor no dudó en bromear con el tema de sus adicciones y reconociendo que ahora su vida está en orden, comentó: “Todo empezó a fluir, con todo lo que se arregló en mi vida porque andaba echando mucho desmad...”.

Cabe destacar que aunado a la gira que realiza con Tapia, se espera que en breve el actor de a conocer los detalles de los nuevos proyectos que realizará en la pantalla chica. Aunque hay muchas dudas, se espera que Rafael Amaya haya dejado por fin los enervantes.

msb