CINE DE ORO

Este querido actor del cine de oro estudió con Ignacio López Tarso, pero nunca tuvo un protagónico en el cine

Pese a esto, fue uno de los actores más recurrentes en la época dorada del cine mexicano

ESPECTÁCULOS

·
El el teatro el actor triunfó como los grandes, pero en la pantalla grande no obtuvo el reconocimiento que merecía

Acaba de pasar el día de día de Navidad cuando la madre de Guillermo Orea lo trajo al mundo, un 26 de diciembre de 1929. Quizá fue esto un indicio de lo que traería la vida del actor, ya que aunque fue una parte importante de la última etapa de la época dorada del cine mexicano nunca pudo brillar frente a las cámaras.

Su llegada al espectáculo fue una casualidad. Su leyenda narra que cierto que cierto día que estaba dando un paseo con uno de sus amigos se percató de que un grupo de mujeres que le parecieron muy bellas pasaban cerca de ellos. 

Los dos muchachos decidieron seguirlas para alegrarse las pupilas, hasta que notaron que la señoritas entraron a la Escuela de Iniciación Artística de Bellas Artes. La vigilancia en el recinto entonces era poca, así que entraron en él. 

ÉSTA es la mejor película GAY mexicana con actores del Cine de Oro donde participó Ana Martín

Era un actor nato

La curiosidad hizo que el adolescente entrara en una de las clases y comenzara a oír lo que decía uno de los maestros. Tan maravillado quedó por el discurso que inmediatamente terminó la instrucción, solicitó que lo dejaran entrar como oyente a las demás lecciones. 

La pasión con la que seguía las clases y su talento nato como actor hicieron que al final se le permitiera convertirse en un estudiante regular. En su generación también estudió en este centro Ignacio López Tarso, quien por cierto también había llegado al lugar casi por casualidad. 

El actor fue uno de los más recurrentes actores de reparto. 

Tras esto fue contemplado para algunas obras y posteriormente fue incluido dentro del reparto de la Compañía Nacional de Teatro. Hizo una fama en los circuitos de este ambiente, sobre todo por dos trabajos que aún son recordados: "La Celestina" y "La Tempestad". 

Su primera obra, "Camino Real", la interpretó a los 20 años de edad, en 1949 y la última, "Los enredos de una mentirosa" en 1990 bajo la producción de Silvia Pinal. En total estuvo en 61 montajes teatrales en los que interpretó a todo tipo de personajes. Detrás del telón obtuvo muchos triunfos y fue altamente reconocido.

ÉSTA es la mejor película GAY mexicana con actores del Cine de Oro donde participó Ana Martín

Su paso en el cine de oro

Su talento en el teatro fue el trampolín con el cual fue contemplado para las producciones audiovisuales. Si bien le tocó estar presente durante la última etapa de la época dorada del cine mexicano, participó en proyectos que sirvieron para retrasar lo que fue conocido como el declive de la industria. 

Desde su aparición en "Asesinos, S.A." fue considerado un actor de soporte, por lo que no se le dio un protagónico en alguna cinta relevante. 

De él se recuerdan tres trabajos que son considerados clásicos. El primero de ellos es "El Ataúd del vampiro", donde interpreta a Mendoza, un médico que busca estudiar una cadáver que resulta ser un chupa sangre.

El actor no brilló como debería en el cine mexicano. 

El segundo "El castillo de los monstruos", en el que encarna a un personaje jorobado de buenos sentimientos que es tratado como un monstruo. En esta compartió los créditos con Evangelina Elizondo y Antonio Espino, mejor conocido como "Clavillazo".

El tercero de ellos es "El esqueleto de la señora Morales", una cinta protagonizada por Arturo de Córdova y la cual está dentro de las mejores 100 películas mexicanas de todos los tiempos, en las dos listas que se han hecho dentro de la comunidad cinematográfica. 

FAMOSO actor del Cine de Oro MURIÓ este día por una lamentable enfermedad

Participó también a lado de Mario Moreno "Cantinflas" en "El patrullero 777" como el licenciado borracho", en la adaptación del libro de Jorge Ibargüengoitia "Estas ruinas que ves", en la versión audiovisual de "Pedro Páramo" de Juan Rulfo. 

Sus últimos proyectos fueron en telenovelas. La primera de ellas "Aprendiendo a vivir", la segunda "Dos vidas" y la última en 1990, junto a Edith González, Eduardo Yáñez y Angélica Aragón, y que se llamó "En carne propia". 

El 11 de enero de 991, un año después de haber terminado esta última misión dentro de los escenarios, Guillermo Orea dejó de respirar debido a un paro cardiaco. 

Si bien su nombre no es recordado tanto como el de figuras como Pedro Infante, Arturo de Córdova, Jorge Negrete, Sara García o María Félix, el talento actoral de Orea cimentó y permitió hacer brillar las películas en las que participaba. 

Sigue leyendo: 

Joaquín Pardavé hizo un exitoso dúo cómico con este GALÁN del Cine de Oro

"El Brujo" del Cine de Oro que hechizo a María Félix: "Nunca me habían sacado tan bonita”

Joaquín Pardavé: Ellas fueron TODAS las esposas del famoso actor del Cine de Oro