Se enfría recuperación de la economía mexicana, alerta Fitch

La recuperación del mercado laboral va por buen camino, pero a los grandes empleadores aún se desempeñan a niveles bajos tras la pandemia

Se enfría recuperación de la economía mexicana, alerta Fitch
La recuperación económica es lenta. Foto: Especial

La recuperación de la economía mexicana se enfría, tras el repunte vigoroso que se dio con la reapertura en junio, señaló la calificadora Fitch Ratings.

“Los sólidos datos de junio y julio indican que el crecimiento en el tercer trimestre podría ser mayor que el 6.5 por ciento intertrimestral proyectado en septiembre por Fitch Ratings, pero hay claros signos de que el impulso se está desacelerando”, destacó la agencia financiera.

Detalló que el “fuerte” repunte de la producción industrial en junio se desaceleró en los meses siguientes, y pese a que se estima un aumento trimestral de superior a 21.7 por ciento, la manufactura se enfrió.

“La producción manufacturera creció un escaso 0.8 por ciento intermensual en agosto, después de una fuerte recuperación en los dos meses anteriores, lo que sugiere que la mayor parte del repunte ha pasado. Los indicadores de la encuesta se mantuvieron aún en territorio de contracción durante el 3T20, lo que apunta a una desaceleración en el futuro”.

Fitch destacó que el sector de servicios muestra el mismo patrón, con un menor crecimiento de las ventas minoristas y la producción de servicios en julio e indicadores de confianza “fuertemente” deprimidos.

Agregó que la recuperación del mercado laboral va por buen camino, pero acotó que los grandes empleadores, como los sectores de la hostelería y el turismo, todavía se están desempeñando a niveles mucho más bajos que los observados previo a la pandemia.

El alto desempleo, la incertidumbre constante sobre la evolución de los casos de coronavirus y la lenta reapertura de la economía están debilitando la confianza y obstaculizando el consumo privado”, señaló.

El sector externo, en cambio, se está desempeñando bien, ya que la moderada demanda interna se refleja en la contracción continua de las importaciones, que, combinada con una rápida recuperación de las exportaciones impulsada por un repunte en el sector manufacturero de Estados Unidos, está llevando a un récord el superávit comercial.

Por Fernando Franco


Compartir